Las tensiones fronterizas entre China e India salpican a las tecnologías

Madrid. Las tensiones entre China e India en el lago Pangong Tso, situado a 4.270 metros sobre el nivel del mar en la región de Ladakh, han alcanzado ya un punto álgido que no se veía desde décadas, cuyo enfrentamiento en esa área ha originado que al menos 20 soldados indios y otros tantos chinos hayan muerto entre sus tropas en el valle de Galwan, cerca de la misma zona, unos combates que a su vez están originando que India se esté convirtiendo, al igual que EEUU, en un frente de batalla para todo lo que venga de China a nivel tecnológico, a causa de las actuales tensiones geopolíticas entre las dos naciones asiáticas.

Mientras China ha mostrado su “máxima preocupación y firme oposición” al veto de otras 118 aplicaciones móviles chinas por parte del Gobierno indio, Nueva Delhi ha tomado medidas de seguridad nacional con restricciones contra empresas chinas en medio de una continua tensión fronteriza entre las dos potencias asiáticas, y como señala Pekín infringiendo las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Estas 118 aplicaciones se suman a las 59 prohibidas en junio por India, que incluían a WeChat, la popular red de vídeos cortos TikTok -ambas vetadas también por EEUU en agosto- o Weibo, el “Twitter chino”.

India dice que estas medidas se han tomado para garantizar “la seguridad y la soberanía del ciberespacio indio”, alegando que las aplicaciones bloqueadas “roban y transmiten subrepticiamente datos de los usuarios de manera no autorizada a servidores ubicados fuera de la India”, mientras China no sólo ha negado estas acusaciones sino que aseguró que en el conflicto fronterizo las tropas indias “traspasaron la frontera ilegalmente”. O sea, un enfrentamiento entre los dos países más poblados del mundo y EEUU desde la retaguardia frotándose las manos.

Entre las apps prohibidas figura la versión móvil del popular juego PlayerUnknown’s Battlegrounds (PUBG), desarrollada por el gigante digital chino Tencent, que tiene en India su principal mercado con 175 millones de descargas hasta la fecha, según datos de la consultora especializada Sensor Tower. Además, la multinacional electrónica china Alibaba también se ve afectado, ya que India ha vetado su plataforma de pagos electrónicos, Alipay, y la aplicación móvil de su principal portal minorista, Taobao. Toda una guerra de intereses con enormes repercusiones económicas para ambos países.

Al mismo tiempo la web de búsqueda Baidu, conocido como el “Google chino” o algunas versiones alternativas de la aplicación de mensajería WeChat, la principal en China, desarrollada también por Tencent, o Tantan, una popular aplicación de citas similar a Tinder o Youku, equivalente a YouTube, también se ven afectadas por esta nueva guerra tecnológica.

Por otra parte, la disputa fronteriza de Ladakh es una de las más antiguas afrentas que la India ha tenido con China, remontándose al siglo XIX y cuya polémica no ha cesado desde la proclamación de la independencia de India en 1947, pero pese a la escalada de tensiones luego de que ambos Estados se acusaron de violar un “consenso” sobre la disputada región fronteriza de Ladakh, expertos políticos y militares ven muy probable que la situación empeore, pero una guerra entre ambos países no es descartable pero también difícil.

Desde una perspectiva histórica, China e India están separadas en el Himalaya por una frontera muy difusa y extremadamente porosa, la llamada la Línea de Control Actual (LCA), de 3.500 kilómetros de longitud cuya posición ha variado casi a voluntad de cada país durante los últimos años.

De hecho, las conversaciones de reconciliación fronteriza tuvieron lugar en 1960 entre el entonces primer ministro chino, Zhou Enlai, y su homólogo indio, Jawaharlal Nehru, pero terminaron en fracaso y luego posteriormente fue seguido por la guerra indochina en 1962, cuando China afirmó su control sobre Aksai Chin, zona limítrofe con Ladakh, por donde pasa la LCA que actuó como frontera de separación.

Para los expertos, la LCA está mal demarcada. La presencia de ríos, lagos y nevadas hace que las líneas se desplacen y que los soldados de ambos lados se encuentren frecuentemente cara a cara, lo que conlleva que esta región sea muy sensible. 

Y, por último, ¿a qué se deben las tensiones actuales entre China e India? Todo parece indicar que las tensiones se originan cuando las tropas chinas han cruzado la LCA y se han desplazado al territorio indio, según el ejército de este país, mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores chino resalta que la India había cruzado la frontera en dos ocasiones, “provocando y atacando al personal chino, lo que dio lugar a un grave enfrentamiento físico entre las fuerzas fronterizas de ambos lados”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar