Alianza militar para frenar a China (II): La OTAN y la UE recelan del Aukus

Bandera de la OTAN. | OTAN, Flickr

Madrid. La OTAN también se verá perjudicada por esta alianza militar Aukus al cuestionar las relaciones de la Unión Europea (UE) con Estados Unidos y en la estrategia de soluciones geopolíticas en el Indo-Pacífico, pues el enfrentamiento de Francia con EEUU no sólo debilita a la Alianza Atlántica sino que Rusia se frota las manos al ver cómo Occidente sufre fisuras por la cancelación de Australia de un contrato de compra de submarinos de propulsión nuclear galos.

China considera esta alianza militar entre EEUU, Reino Unido y Australia como un ataque a la seguridad de la región, y ello sirve en bandeja a Pekín para seguir aumentando su presupuesto militar y acentuar su acercamiento con Moscú para impedir que Washington siga “dominando el mundo”. Francia se ha sentido “engañada” por Australia tras su acuerdo militar con EEUU. Veremos las repercusiones que todo tendrá en la OTAN y en la UE.

Estados Unidos, tras su fracaso en Afganistán, tiene otros objetivos, lo que obligará a la OTAN a replantearse sus cometidos actuales y sin descartar el “ejército” que la UE reclama constituir para ganar influencia en la región de Indo-Pacífico con su estrategia de potenciar el comercio y la cooperación junto a más presencia naval frente a la pujanza de China y de EEUU en la zona, pero la UE tampoco está para tirar cohetes: se ha quedado desubicada y debe analizar el poderío militar ruso. 

Claro está que la anulación de un contrato multimillonario no es un asunto baladí. Francia ha llamado a consultas a sus embajadores de EEUU y Australia, y las relaciones entre Bruselas y Washington son claves para la normalidad no sólo económica sino defensiva. La OTAN lleva tiempo intentando renovarse, y más ahora con el fracaso no sólo de EEUU sino de otros países occidentales en Afganistán, pero la Alianza Atlántica tiene que definir su papel en el nuevo orden mundial. Todo empieza yendo hacia el Pacífico y con una China ya potencialmente fuerte en lo económico y militar, además de la siempre ambición del presidente ruso, Vladimir Putin, por recuperar gran parte de los territorios perdidos tras la disolución de la antigua URSS y sin olvidar que algunos de esos países que añora Putin están ahora en la OTAN. La pugna geoestratégica de China con EEUU afecta a la OTAN y a la UE.

Así, será interesante ver qué va a suceder en la cumbre de la OTAN en Madrid, el 30 de septiembre de 2022, donde se deberá revisar la nueva estrategia de la organización en aras de una nueva realidad ante los retos que supone el concepto de la seguridad mundial. Mientras, una frágil UE, que mostró su enfado por no ser informada del acuerdo del Aukus, tratará de ganar relevancia en la región del Indo-Pacífico con el objetivo de potenciar el comercio, la cooperación y al mismo tiempo coordinar más presencia comunitaria naval frente al poderío de China y de Estados Unidos en la zona.

La UE ya manifestó su queja con Estados Unidos por no comunicarle sus planes de alianza de defensa con Australia y el Reino Unido, y al mismo tiempo se ha solidarizado con Francia al haberle cancelado Canberra un contrato millonario para proveerle submarinos, como consecuencia de ese nuevo pacto con Washington.

Incluso el hecho de que Nueva Zelanda también se haya enfadado por el acuerdo de defensa firmado por EEUU, Reino Unido y Australia contribuye aún más a fortalecer los mecanismos de defensa. Parece darse ya como un hecho real desde el punto de vista armamentístico la bipolaridad entre los bloques de Oriente y Occidente, con Pekín y Moscú ansiosos de ser los primeros. Pero habrá que esperar la reacción de otras naciones del sudeste asiático que no están satisfechas de contemplar esta escalada militar en la zona, como ha ocurrido con Malasia e Indonesia, que han expresado su preocupación por ese acuerdo militar.

(I) Alianza militar para frenar a China: Crece la carrera armamentística en Asia

(y III) Alianza militar para frenar a China: El polvorín de los mares dispara el gasto defensivo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *