La competencia por la 5G en el verano de contrastes trágicos

| Christoph Scholz, Flickr
Comparte esta noticia:

Madrid. La geopolítica y economía internacionales desgraciadamente llenan los medios con titulares y cifras escalofriantes diariamente. La invasión rusa de Ucrania cumplirá cinco meses el 24 de julio. La ONU ha verificado la muerte de 4.700 civiles hasta finales de junio. Dicha estimación es, con gran seguridad, inferior a la cifra real. Más de cinco millones de ucranianos han dejado su país y otros siete millones están desplazados internamente. Vladimir Putin emplea artillería de larga distancia y sus mejoradas fuerzas terrestres con cierto éxito.

Rusia avanza en el Donbás y consolida el corredor meridional desde esta región hasta Crimea. Bloquea las exportaciones de cereales de Ucrania. Las altísimas cotas de inflación en EEUU (8,6 %, mayo), Reino Unido (9,1 %, mayo) y eurozona (8,6 %, mayo) han aumentado por el empleo del suministro de cereales como arma por parte del líder ruso. Por el lado de la demanda, los niveles de desempleo en los países occidentales están en mínimos históricos: el 3,6 % de EEUU representa el pleno empleo. El 3,7 % del Reino Unido es el más reducido en medio siglo. Los de la UE (6,1 %) y eurozona (6,6 %) también baten récords a la baja.

El alto consumo acrecienta la inflación también debido a los obstáculos que persisten en las cadenas de producción y suministro de bienes y servicios. Faltan conductores de camiones, personal especializado en puertos y empleados de aerolíneas y otros sistemas de transporte. Por primera vez desde 2020, la población occidental puede gozar de una primavera y verano sin restricciones importantes por la COVID-19 y cifras muy reducidas de fallecimientos debido a la pandemia.

Pero la paradoja está servida. Altísimos precios de gasolina, gas natural, cereales y materias primas agrícolas están causando estragos en las clases medias y bajas de países desarrollados. En otoño muchas familias tendrán que elegir entre su volumen de gasto en alimentos, energía y vivienda (alquiler o pago de hipoteca). En los países en vías de desarrollo la inflación alta ya ha provocado revueltas. Jordania, Líbano, Sri Lanka, Perú y Túnez son algunos ejemplos de inestabilidad política debido a la carestía de los alimentos y energía. Túnez, cuna de la primavera árabe de 2011, importaba el 70 % de su trigo blando de Rusia y Ucrania. A finales de junio, las subidas del precio del maíz (47 %) y trigo (42 %) respecto a enero de 2021 provocaban que un 10 % de la población mundial (828 millones de personas) sufra hambre. Los que están a un paso de la hambruna han aumentado de 135 millones en 2019 a 345 este año. El Grupo del Banco Mundial, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea están movilizando financiación para paliar dicha tragedia.

La lucha por hegemonía tecnológica y competencia en 5G

Por otro lado, EEUU, la UE y China están enzarzadas en una pugna por la hegemonía tecnológica desde hace décadas. Teniendo en cuenta la gran cuesta que padecerá la población en otoño, parece oportuno examinar qué potencias y empresas están ofreciendo un mejor servicio de otra necesidad: la comunicación móvil. Los que vivieron la década de los noventa recordarán la supremacía de Nokia (Finlandia), RIM (Canadá, fabricante de la BlackBerry), Sony Ericsson (japonesa-sueca) y Samsung (Corea) en el diseño y producción de aparatos móviles.

La genialidad de Steve Jobs aupó a Apple al liderazgo mundial con modelos de gran sofisticación. Samsung, LG (también coreana), Motorola (EEUU) y HTC (Taiwán) se han mantenido cerca del coloso estadounidense gracias al sistema operativo Android y la reducción de precio de los componentes de los dispositivos. Actualmente, según un estudio de Trendforce, los fabricantes chinos ocupan seis de las diez primeras plazas mundiales en producción de móviles con las marcas Lenovo, Xiaomi, ZTE, TCL/Alcatel, Huawei y Coolpad. Los gigantes chinos de telecomunicaciones han logrado una alta cuota de mercado nacional y considerable en países emergentes y desarrollados.

La competencia para liderar el 5G es feroz. Se calcula que 29.000 millones de aparatos están conectados al Internet de las Cosas (IdC). Mediante las redes de 5G, los hogares podrán contar con más televisores, portátiles, tablets, impresoras, neveras, lavaplatos, lavadoras y alarmas conectadas a la red. Silicon Valley y sus homólogos más pequeños europeos y chinos generan la perspectiva de vivir en hogares inteligentes. Pero esta competencia se estrelló desde 2016 con el nacionalismo económico practicado por Donald Trump. Su gobierno presionó a aliados y rivales con sanciones si permitían que Huawei participara en el desarrollo de la infraestructura de 5G. Washington alegaba que, aunque Huawei sea técnicamente privada, su proximidad al gobierno chino la convertía en una amenaza para la seguridad nacional de EEUU.

Seis años después, es la UE la que puede presumir de la mejor calidad de 5G. El concepto del roaming describe el acto de llamar a móviles y fijos, enviar mensajes SMS y utilización de datos por parte de un ciudadano que viaja o se desplaza por otros de los 27 estados que la componen. Impulsado por la Comisión Europea a partir de 2015, el ‘roam like at home’ (navega como en casa) obliga a los proveedores a cobrar todas las llamadas a móviles y fijos, envío de mensajes y uso de datos en el extranjero como si se produjeran en el país de residencia del usuario. En el caso español, implica que Movistar, Vodafone, Orange, MásMóvil y sus respectivas marcas adicionales (O2 de Movistar, Jazztel de Orange, Yoigo de MásMóvil) ofrecen paquetes de fibra, televisión y móvil a precios asequibles. Cobran la misma cantidad si la llamada, envío de SMS o uso de datos se realiza en unos de los otros 26 miembros de la UE.

La legislación europea establece un uso justo del roaming que permite a los proveedores aplicar tasas adicionales para asegurar que todos los usuarios se benefician de dichos derechos. Pueden aplicar mecanismos justos, razonables y proporcionales, por ejemplo, para evitar un uso excesivo de datos. Asimismo, el roaming desaparece si los viajes se convierten en estancias prolongadas. En la actualidad los móviles vendidos en la UE ya incorporan automáticamente el roaming. Cuando se compra un nuevo móvil, los establecimientos con una red potente de wifi pueden actualizan los contenidos del dispositivo anterior (contactos, fotos, vídeos, aparición de apps descargadas) aprovechando también la nube en menos de media hora.

En EEUU la telefonía móvil está dominada por cuatro multinacionales. Las que contaban con más clientes en el último trimestre de 2021 eran Verizon Wireless (142 millones), T-Mobile US (108 millones), AT&T Mobility (100 millones) y Xfinity. Verizon Wireless dispone de la red más avanzada de 5G. Deutsche Telekom posee un 48% de las acciones de T-Mobile. Después de su fusión con Sprint en 2020, T-Mobile ha consolidado la red más grande de 5G del mundo tanto en el espectro de 28GHz/29GHz como 600MHz.

El Sistema Bell fue un conjunto de empresas de telecomunicaciones liderada por la Bell Telephone Company y después la American Telephone and Telegraph Company (AT&T). Bell Systems y AT&T dominaron los servicios telefónicos y de telégrafos en América del Norte (EEUU y Canadá) durante más de un siglo. Alexander Graham Bell creó la primera conexión telefónica en 1877 en Connecticut. El departamento ‘antitrust’ del Ministerio de Justicia impuso en 1984 a Bell Systems y AT&T su división en siete operadoras regionales conocidas como Baby Bells. AT&T es la heredera de una de ellas.

Verizon Wireless dispone de la red de 5G más avanzada y con mejor cobertura fuera de las grandes zonas metropolitanas y en partes del noroeste y medio oeste dónde las otras flojean. Lógicamente hay planes anuales con permanencias y opciones de prepago. Xfinity aprovecha la red de Verizon Wireless y es la mejor opción para los que pagan por su servicio de Internet. Xfinity además es parte del grupo Comcast, propietario de las cadenas de televisión nacionales NBC, MSNBC (comentario de noticias 24 horas que rivaliza desde la izquierda con CNN y Fox), CNBC (canal financiero) y del estudio de cine Universal. Las cuatro grandes operadoras (Verizon, T-Mobile, AT&T y Xfinity) ofrecen planes asequibles para llamadas, mensajes y uso de datos así como comunicaciones internacionales.

China, por su parte, ha demostrado que puede generar gigantes de telecomunicaciones (Huawei, ZTE) en fabricación de dispositivos y creación de redes. ZTE es el cuarto mayor fabricante de teléfonos en EEUU. Ha alcanzado dicha posición suministrando dispositivos económicos a los principals proveedores. Es el segundo mayor productor de móviles de prepago en EEUU. Pero en 5G, China es superada por Europa y EEUU. China Mobile, China Unicom y China Telecom lanzaron la red 5G en China en 2019. Pero a pesar de las cifras oficiales chinas, en 5G Europa y EEUU aventajan a la segunda economía mundial.

Alexandre Muns

Dr. Alexandre Muns Rubiol Professor, OBS & EAE Business School y exasesor del presidente del Banco Mundial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.