China crece en el 6,7 por ciento avalado por el consumo y el gasto público

Tal como estaba previsto no ha habido sorpresas y la economía china ha crecido en un 6,7 por ciento a lo largo de los primeros nueve meses del año, dentro del objetivo previsto del Gobierno que había estimado un crecimiento del PIB entre un 6,5 por ciento y un 7 por ciento, donde el consumo y el gasto público han sido claves en estas previsiones, aunque el “gigante asiático” aún sigue pendiente de reformas y cambios en el sistema productivo para dar más estabilidad a la segunda economía mundial.

Pekín está volcado en la liberalización de su economía, quiere abrirla a la inversión extranjera y lo que busca es dar un impulso al consumo para crecer aprovechando su potencial demográfico, es decir, reformar sus mercados para abrirse al exterior y fortaleciendo el consuno, que ha sido el mayor motor económico de China, ya que contribuyó en un 71 por ciento a su crecimiento en los tres primeros trimestres, trece puntos porcentuales más que el año anterior, según datos oficiales.  No obstante, la Oficina Nacional de Estadísticas advierte que el desarrollo económico de China “está todavía en un período crítico de transformación y actualización, con viejos motores de crecimiento que serán reemplazados por nuevos”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar