La cumbre de la Asean no resolvió los litigios territoriales en el mar de China Meridional

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. La reciente cumbre de la ASEAN finalizó esta semana en Kuala Lumpur pero acentuó las diferencias sobre un consenso para resolver los litigios territoriales en el mar de China Meridional y también fue visible las diferencias entre China y EEUU en torno a  cómo solucionar un conflicto territorial que en los últimos meses se ha enconado más de lo previsto.

Mientras China acusaba a Estados Unidos de incrementar el sentimiento de amenaza sobre conflictos que pueden resolverse de manera diplomática, EEUU criticó a Pekín de intensificar la militarización de unas aguas que también reivindican Vietnam, Malasia, Filipinas, Brunei o Taiwán que se disputan total o parcialmente la soberanía sobre las islas Sprtaly, que los chinos llama Nansha.

La Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN), formada por Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam, países con una población conjunta de unos 620 millones de personas, junto con China, EEUU, Rusia, Japón y Corea del Sur, entre otros, como países invitados, concluyó igual que en 2012 sin acuerdo alguno sobre las disputas territoriales.

Pero en 2012, Camboya, que ocupaba la presidencia rotatoria de la ASEAN, creada en 1994 como canal para solucionar de forma dialogada las disputas territoriales, y país aliado de China, rechazó la propuesta de Vietnam y Filipinas de presentar un frente común ante los avances soberanistas chinos, por lo que todo quedó pendiente para la cumbre que acaba de finalizar, pero los problemas tampoco se han resuelto por la falta de consenso.

Desde el punto de vista económico a China y el resto de países les interesan que las disputas territoriales no afecten a proyectos económicos, sobre todo cuando en 2016 se espera la integración económica y social de la ASEAN con países como Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur y Tailandia.

El comercio entre China y la ASEAN creció un 1,6 por ciento interanual hasta los 224.000 millones de dólares en el primer semestre de año, que supone un 12 por ciento de las transacciones exteriores totales de China, país que ha venido siendo el mayor socio comercial de la ASEAN desde 2009, mientras que el bloque del sudeste asiático ha sido el tercer mayor socio comercial del país asiático desde 2010, según explicó la viceministra de Comercio chino, Gao Yan.

Incluso el conflicto territorial en el mar de China Meridional se planteó al día siguiente de  finalizar esta semana la cumbre en el Foro Regional de la ASEAN (ARF), dedicado a la seguridad en la región, cuyo organismo está compuesto por los países miembros más Australia, Bangladesh, Canadá, China, Corea del Sur, Corea del Norte, EEUU, India, Japón, Mongolia, Nueva Zelanda, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Rusia, Sri Lanka, Timor Oriental y la Unión Europea (UE), pero tampoco hubo avances significativos y con poca repercusión en la prensa mundial.

En resumen, China, Vietnam y Taiwán reclaman la soberanía sobre las islas Paracel, situadas en el mar de China Meridional,  mientras que Brunei, Filipinas y Malasia se disputan también, total o parcialmente, las islas Spratly, un archipiélago del mar de China Meridional rico en recursos energéticos y marinos y luego China, Filipinas y Taiwán se pelean por Scarborough, un banco de arena.

La celebración de los cancilleres de la ASEAN llegó en un momento en que China realiza construcciones militares en territorios reclamados también por Filipinas y Vietnam y coincide con un pulso con Tokio por las islas Diaoyu/Senkaku, mientras que EEUU dejó claro no tolerará restricciones a la libre circulación en el mar de China Meridional, donde alrededor del 40 por ciento del comercio marítimo mundial transita por esas aguas.

Por su parte, China, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, dijo que su país está comprometido con defender la paz y la estabilidad en este mar, con resolver pacíficamente las disputas por medio de la negociación y la consulta, y consideró que estos foros de cancilleres no son las plataformas apropiadas para resolver las disputas. “China también está comprometida con resolver disputas a través de negociaciones con los países directamente involucrados”, agregó.

En definitiva, las disputas territoriales han reavivado las divergencias internas en la ASEAN, han roto el consenso necesario para poner fin a unos conflictos territoriales que van enconándose lentamente, y con Estados Unidos y China como protagonistas para no perder el control y la influencia en esa área que salpica a otros rincones del continente asiático como es el nordeste con China y Japón disputándose las islas Diaoyu/Senkaku y luego Corea del Sur y Japón con las islas en disputa de Dokdo/Takeshima.

Santiago Castillo, periodista, escritor, director de AsiaNortheast y experto en la zona

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

2 de Respuestas

  1. 10 Agosto, 2015

    […] La cumbre de la Asean no resolvió los litigios territoriales en el mar de China Meridional […]

  2. 26 Septiembre, 2015

    […] donde ambos estadistas revisarán asuntos espinosos como el ciberespionaje o las tensiones en el mar de China Meridional, pero con el mensaje claro de que la economía china no se hundirá para garantizar la estabilidad […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *