El coronavirus altera la economía mundial y suspende cientos de eventos

Madrid. El coronavirus y su impacto no sólo afecta a la economía china sino que sus propias ramificaciones están originando una serie de amenazas a distintos sectores productivos que van desde el automóvil a otras industrias como la tecnológica o textil que forman el núcleo del desarrollo económico mundial y a la vez se están cancelando una serie de eventos deportivos y políticos, además de la suspensión de diferentes compañías aéreas a volar a China.

Para la agencia de calificación estadounidense Standard & Poor’s Financial Services (S&P), la propagación del virus, como el cierre de fábricas, “alterarán” la cadena de suministro mundial, ralentizando el crecimiento esperado para el sector de entre un 1 por ciento y un 2 por ciento para lo que resta de año.

La agencia S&P resalta que empresas como la alemana Volkswagen, el fabricante con mayor exposición a China, ya que fabrica vehículos y componentes en 23 centros del país y representa casi el 40 por ciento de la producción consolidada del grupo germano, será una de las afectadas, al igual que Bosch que será el proveedor más afectado, al contar con unas ventas de 14.000 millones de euros anuales en China, que es el segundo mercado más grande de la compañía, después de Alemania.

Por otra parte, Capri Holdings, la compañía dueña de Michael Kors, Versace y Jimmy Choo, se ha visto obligada a modificar sus previsiones para el conjunto de su año fiscal, que finaliza en marzo, a causa del coronavirus que podría reducir sus ingresos anuales en unos 135 millones de euros.

Lo mismo pasa con los precios del petróleo que subieron ostensiblemente, de ahí que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) considere realizar más recortes en la producción para contrarrestar reducción de la demanda mundial de petróleo, aunque en las últimas horas, tal como señala el diario Changjiang, un equipo de investigación de la Universidad de Zhejiang habría encontrado dos nuevos medicamentos que podrían “atajar el  coronavirus”.

De esta forma, la OPEP ha puesto de manifiesto que no se descarta un posible recorte de la producción de entre 800.000 y un millón de barriles al día para hacer frente a la caída de los precios por culpa del coronavirus. China augura un desplome de la demanda y el petróleo puede caer a mínimos de un año.

Tanto Nike como Adidas, los dos mayores fabricantes de calzado y ropa deportiva, también se han visto afectadas por el coronavirus y sus operaciones en China están teniendo un impacto negativo que ha obligado al cierre temporal de un importante número de sus tiendas en el país.

Rusia ha aplazado el Foro de Inversiones de Sochi (mar Negro) debido a la amenaza de propagación del coronavirus y ha decidido vetar la entrada de ciudadanos extranjeros desde China al igual que han hecho otros países como Estados Unidos, Australia o Singapur que no permiten la entrada a visitantes extranjeros que hayan estado recientemente en China, mientras Pekín ha acusado a EEUU de “crear y propagar el pánico” sobre el brote del nuevo coronavirus, que ya ha afectado a más de 28.000 personas y ha ocasionado más de 550 muertos, el 99 por ciento en China, según cifras oficiales.

El coronavirus ha creado una enorme preocupación ante el dilema de suspender o no cualquier evento que conlleve grandes aglomeraciones de público. De hecho, ya se han suspendido competiciones nacionales e internacionales previstas en China y ahora está en estudio una reunión para decidir si se celebra o no la Fórmula 1 para el 19 de abril.

Tampoco se escapa de la preocupación de esta epidemia los organizadores de la gran cita deportiva del año como son los Juegos Olímpicos de Tokio (del 24 de julio al 9 de agosto) y sus máximos responsables ven seriamente la situación actual.

Pese a la repercusión que ya está teniendo el coronavirus, el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona (24 al 27 de febrero) se celebrará con algunas ausencias, entre ellas la tecnológica coreana LG Electronics, que ha decidido no acudir al evento por seguridad, y la multinacional taiwanesa Asus, además la china Huawei enviara una delegación reducida, pero los responsables del MWC ya han pedido no haya discriminación de ningún tipo a asiáticos, un evento que tiene un impacto económico con más de 100.000 visitantes.

El turismo es uno de los sectores que más afectados están, solo en España cada hora llegan cien chinos que luego viajan otros países europeos, pero la llegada de ciudadanos chinos ha sufrido un importante freno con consecuencias económicas muy considerables.

Más de 7.000 personas están confinadas en cuarentena a bordo de dos cruceros asiáticos de lujo en Hong Kong (China) y en Japón tras confirmarse varios casos de personas contagiadas con el nuevo coronavirus a bordo.

Médicos del Hospital de Wuhan, epicentro del  brote de coronavirus, han indicado del primer caso de un bebé infectado con el virus solo 30 horas después de haber nacido, lo que evidencia que se trataría de la transmisión del virus en el útero. Es decir, la transmisión de madre a hijo.

En definitiva, China es el principal consumidor del planeta, es la verdadera locomotora mundial y su economía cuando sufre sus efectos para el resto del mundo son “brutales”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar