Corea del Norte detiene a dos supuestos agentes surcoreanos y vuelven a tensarse las relaciones

Comparte esta noticia:

Corea del Norte ha detenido a dos presuntos agentes de inteligencia de Corea del Sur, acusados de espionaje y actividades subversivas, que, según Pyongyang, han confesado “sus crímenes”, pero que el Ministerio de Unificación de Seúl afirma que las acusaciones del régimen de Kim Jong-un “carecen de fundamento”, una situación que ha elevado de nuevo la tensión entre las dos Coreas.

Corea del Norte, que ya retiene desde 2013 a un misionero surcoreano, acusado de haber realizado labores de espionaje en el país, ha difundido fotografías y vídeos de los dos detenidos, Kim Kuk-gi, de 60 años, y Choe Chun-gil, de 55, respectivamente, donde se constata el espionaje contra la República Popular Democrática de Corea (RPDC), que Seúl rechaza y que sólo sirve para paralizar la remota posibilidad de retomar el diálogo a corto y medio plazo entre los dos países. En suma, un nuevo obstáculos cuando mantienen desde hace meses la comunicación bloqueada por la constante tensión política y militar.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.