Xi Jinping consolida el protagonismo de China en el mundo con su reciente viaje al exterior

Madrid. El presidente de China, Xi Jinping, acaba de finalizar una gira crucial por América Latina, el Caribe y Estados Unidos, donde dejó su impronta y a la vez selló importantes acuerdos comerciales, además de su encuentro con Barack Obama, el cual ha sido clave para relanzar una nueva etapa en las relaciones entre las dos grandes potencias mundiales.
Xi Jinping, presidente de China, y Enrique Peña Nieto, presidente de México
El asunto del espionaje fue muy importante con acusaciones mutuas, pero tanto Xi como Obama se comprometieron a reducir las tensiones en las amenazas de una ciberguerra o incluso la proliferación nuclear.El Gobierno de China ha pedido al de EEUU que deje de lanzar acusaciones “irresponsables y poco profesionales” sobre ciberataques chinos a intereses estadounidenses, después de que informaciones en la prensa norteamericana aseguraran que China ha reanudado estas ofensivas tras unos meses de inactividad. “China también sufre ataques con origen en Estados Unidos, pero nunca decimos que provienen del Gobierno estadounidense, o de ciertas empresas”, señaló recientemente el portavoz de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei.

Obama y Xi trataron sobre la seguridad cibernética y militar, y ambos decidieron acercar posturas para afrontar problemas globales y se comprometieron a profundizar en su cooperación en ciberseguridad, la lucha contra el cambio climático y la amenaza nuclear de Corea Norte.

Precisamente, la crisis norcoreana es una realidad en la que coinciden en la vuelta a las negociaciones a seis bandas (China, Rusia, Japón, EEUU y las dos Coreas) para desnuclearizar la península coreana y, ahora, lo más positivo, tras varios meses de tensión, es que las dos Coreas se sientan a dialogar, pero Pekín tiene más ventajas en toda esta crisis de la península coreana.

Al mismo tiempo, fue positivo que Xi, quien mantuvo con Obama la tradicional postura china hacia Taiwán, no hiciera ninguna mención especial a EEUU, lo que Taipei valoró altamente al observar que no se han comprometido sus intereses, en especial el suministro de armas estadounidenses, un asunto que siempre ha creado verdadera fricción.

No obstante, el acercamiento entre Pekín y Taipei sigue su curso con intercambios y contactos entre ambas parte, sobre todo tras la entrevista de Xi Jinping el pasado 25 de febrero con el presidente honorario del gobernante Partido Taiwanés Kuomintang (KMT), Lien Chan, en Pekín, pese a que Taipei sabe de la cada ver mayor presencia comercial del “gigante asiático” en Centroamérica, donde menos Costa Rica, todos los países mantienen relaciones diplomáticas con Taiwán.

Lo que está claro es que esta segunda gira al exterior de Xi ha consolidado el papel de China en la comunidad internacional, incluso el hecho de que el presidente chino visitara Centroamérica y el Caribe forma parte de su estrategia política sabiendo la influencia de Washington en la zona, pero sobre todo su estancia en Costa Rica por su estrecha relación con San José dentro del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Pekín quiere dejar claro que su influencia en las relaciones internacionales es y será cada vez mayor. Xi Jinping mantuvo importantes encuentros con líderes de naciones del Caribe como Antigua y Bermuda, Barbados, Bahamas, Dominica, Granada, Guayana, Surinam y Jamaica, además, en México (China desea firmar un TLC con este país) rubricó importantes acuerdos que le servirán para un acercamiento y poder así colocar productos en EEUU, señalan expertos.

En un discurso ante el Congreso mexicano el presidente chino dijo: “En los próximos cinco años, China va a importar productos valorados en más de 10 billones de dólares y va a realizar una inversión internacional de más de 500.000 millones de dólares y más de 400 millones de chinos van a efectuar viajes internacionales. Así que el desarrollo de China va a ser una buena noticia para el resto del mundo”. “Cuanto más se desarrolle América Latina, mejor para China”, puntualizó Xi.

El “gigante asiático” ha dejado su huella en esta segunda gira de Xi Jinping, quien ha firmado una serie de acuerdos de cooperación con Trinidad y Tobago y Costa Rica, mientras Nicaragua acaba de anunciar que entregaba a una empresa china una concesión de cien años para la construcción de una alternativa al canal de Panamá.

La gira de Xi reforzará la influencia de Pekín en el comercio entre el Pacífico y el Atlántico y China sale reforzada de esta visita de su presidente por la zona, una ruta naval que ahora está dominada por Estados Unidos, aunque los expertos creen que “el gigante asiático” no pretende eclipsar a Washington e, incluso, matizan que los encuentros entre Obama y Xi han estado encaminados a buscar un “nuevo modelo de relaciones” para evitar los conflictos y la rivalidad que, en otras épocas, han empujado a los grandes poderes a la tensión o a la guerra, y está lejos, agregan, de una lucha por la hegemonía en el área, resaltando el espíritu de acercamiento entre China y EEUU.

No obstante, EEUU sabe el peso creciente de China en el continente americano, donde el “gigante asiático” se convertirá en 2015 en el segundo máximo inversor en la región, según un estudio dela Comisión Económicapara Latinoamérica y el Caribe (CEPAL), que añade que sustituirá ala Unión Europea (UE) como segundo principal inversor en América Latina, por detrás de EEUU.

La gira del presidente Xi por Latinoamérica, Caribe y EEUU ha sido muy fructífera, subrayó el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi. Los acuerdos firmados de Pekín con Latinoamérica y el Caribe y las conversaciones entre Xi y Obama sugieren un cierto éxito diplomático de la gira del gobernante chino, aunque es necesario ver sus auténticos resultados con el transcurrir del tiempo.

China y Estados Unidos, con Xi Jinping como nuevo presidente, y Obama, reelegido para otros cuatro años, seguirán vigilándose uno al otro, sobre todo en lo que ocurra en Asia, un continente que crea suspicacias en China ante la expansión militar estadounidense en la región Asia-Pacífico.

By Santiago Castillo

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. 9 noviembre, 2013

    […] no es tan casual que Edward Snowden comenzara su fuga en Hong Kong y terminara su singladura en Moscú. Putin, antiguo agente del KGB en Alemania Oriental, ha acordado […]

  2. 22 diciembre, 2013

    […] taiwanés aseveró ante un grupo de periodistas miembros integrantes del Club de Corresponsales en Taipei que su Gobierno había logrado convertir a Taiwán en un activo, y no en un pasivo, de la comunidad […]

  3. 13 enero, 2015

    […] Pekín está ahí tal como se ha visto en el I Foro China-CELAC, en el que el presidente chino, Xi Jinping, anunció una inversión en Latinoamérica de unos 250.000 millones de dólares en los próximos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar