Los reyes de España hacen un viaje de Estado a Japón y Corea del Sur

Madrid. Los reyes de España realizan un viaje oficial a Japón para asistir a los actos de la entronización del emperador Naruhito (21-23 de octubre), donde el monarca español se reunirá con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, para luego desde Tokio Felipe VI y la reina Letizia se trasladarán a Corea del Sur, donde llegarán el próximo día 23, tras la invitación del presidente surcoreano, Moon Jae-in, a la Casa Real.

Los Reyes asistirán a una ceremonia en el Palacio Imperial nipón en la que el nuevo emperador proclamará formalmente su coronación ante los habitantes de Japón y del mundo, en un acto en la que la presencia de los monarcas de España servirá para ratificar las buena relación entre las dos monarquías de larga tradición histórica y de alta amistad, y donde también estarán presentes otras monarquías como la holandesa, sueca, británica, belga o luxemburguesa, que sumarán un total de 2.000 invitados incluyendo dignatarios de 174 países.

El relevo en el trono japonés se hizo efectivo el pasado 1 de mayo, pero es ahora cuando se celebra oficialmente la proclamación de Naruhito con la presencia de numerosos jefes de Estado y de Gobierno extranjeros, entre ellos los Reyes que asistirán también a la cena ofrecida por Naruhito y la emperatriz nipona, Masako.

Los actos de la proclamación y entronización de los emperadores japoneses datan desde el siglo IX, ceremonias milenarias, con sus correspondientes transformaciones al compás de los tiempos, pero en realidad todo encierra una cultura innata con sus propios mitos que han estado siempre presente a lo largo de la historia nipona.

Esta ceremonia universal de la entronización tendrá lugar en el Palacio Imperial, donde el emperador recibirá primero los Tesoros Imperiales que simbolizan su poder y a continuación subirá al trono “Takamikura”, cubierto con cortinas y un dosel de 6,5 metros de altura.

Luego la emperatriz Masako se sentará a su lado en un trono de menor altura que el “Takamikura” y que al igual que éste está decorado con motivos sintoístas y otros que beben de la tradición estética de la China Imperial.

De hecho, hasta el inicio de la era Meiji en 1868, los emperadores y emperatrices lucían para sus ceremonias de entronización coronas y vestidos inspirados en la dinastía china Tang, que reinó hasta el siglo IX durante la época dorada de la civilización del “gigante asiático”.

Naruhito llevará un traje ceremonial de estilo japonés además de un sombrero sintoísta y un bastón de madera en su mano derecha, símbolo de dignidad, mientras que Masako vestirá un complejo kimono de seda de cinco capas, complementado de un abanico.

Una vez estén en sus respectivos tronos, el chambelán descorrerá las cortinas que ocultan el interior para mostrar a los emperadores, y Naruhito realizará una breve intervención que será seguida por las felicitaciones de los asistentes mediante el tradicional grito de “banzai” (traducible como “larga vida al emperador”).

Por último, las relaciones diplomáticas y comerciales entre España y Japón se remontan a 1868, cuando se firmó el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre ambos países y desde entonces se ha mantenido una excelente relación que llega hasta la actualidad. Precisamente, el pasado año -2018- se celebró el 150 aniversario del Establecimiento de Relaciones Diplomáticas entre las dos naciones.

Los Reyes en Corea

Mientras este viaje de Estado será la segunda visita de Felipe VI y la reina Letizia a Japón a raíz del que hicieron en abril de 2017, el primero que protagonizaron a un país asiático desde el relevo en la Corona, el de Corea del Sur es la primera vez que lo visitan, tras el aplazamiento por el bloqueo político en España en abril de 2016 que impidió a los monarcas visitar oficialmente tanto Japón como la República de Corea.

No obstante, la última visita de Estado a Corea del Sur la realizó el rey Juan Carlos y la reina Sofía en 1996, mientras que Felipe VI, siendo príncipe de Asturias, visitó el país con ocasión de los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988.

El viaje de los reyes de España a Corea del Sur tiene un fuerte componente económico, en medio de una apretada agenda comercial que comienza, tras la cena oficial del presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su esposa, Kim Jeong-Suk, con la inauguración de un encuentro empresarial España-Corea.

Además, Felipe VI mantendrá un encuentro con representantes de los principales conglomerados industriales coreanos, como Hyundai, Samsung y LG, y junto a la reina Letizia visitará el LG Scienpark, la sede mundial de investigación de esta compañía, así como una  reunión con unos 300 representantes de empresas españolas con presencia en Corea. Felipe VI también se verá con Ban Ki-moon, ex secretario general de la ONU.

Fuentes diplomáticas han valorado la visita de los Reyes a Corea del Sur, quienes van acompañado del actual ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, dado la enorme importancia que tiene desde el punto de vista económico, sobre todo cuando Corea del Sur es ya el tercer socio comercial de España en Asia, tras China y Japón.

Corea es un país que cada vez interesa más a España, dos naciones con un PIB per cápita similar en torno a los 30.500 dólares y un comercio bilateral favorecido por el acuerdo de libre comercio firmado por la Unión Europea (UE), que entró en vigor en 2011. Fuentes oficiales indican que el comercio bilateral entre España y Corea creció un 15 por ciento en 2018, sin embargo, hay cierto desequilibrio al operar 2.000 millones de euros de exportaciones españolas y 3.100 millones de euros de importaciones.

Por otra parte, las empresas españolas y coreanas también colaboran en terceros mercados, en proyectos como el metro de Riad, a cargo de FCC y Samsung o las colaboraciones de este gigante coreano con Australia Dragados y con ACS en autopistas australianas, así como Airbus que vendió en 2015 cuatro aviones cisterna militares cuya entrega está previsto que se complete en 2019.

En cuanto a las inversiones en suelo surcoreano, todavía exiguas, pero notorias son 100 millones de euros de Acciona en una planta eólica en 2010, otros 100 millones de Befesa en una de acero reciclado y 328 millones que Pontegadea (Inditex) invirtió en un edificio comercial en Seúl en 2016.

Por su parte, las principales operaciones coreanas en España incluyen a Hyundai Shipping en el puerto de Algeciras (sur), una joint venture de SL Lubricants con Repsol y la compra de una factoría en Tarragona (noreste de España) por parte de SK Global Chemicla a Dow Chemical Company.

Al mismo tiempo, ICEX España Exportación e Inversiones y KOTRA, Oficina Comercial Coreana firmarán un Memorándum de Entendimiento (MoU) con el objetivo de promover la cooperación económica y el desarrollo de las relaciones comerciales, así como para potenciar su cooperación en terceros mercados.

El turismo también ha sido clave entre los dos países. Entre 2010 y 2018 las llegadas de turistas surcoreanos a España están en torno a los 500.000 mientras el pasado año lo pasajeros comerciales entre los dos países crecieron un 65 por ciento, propulsados por la apertura de nuevas conexiones entre Madrid y Barcelona.

El rey Felipe VI también mantendrá un encuentro con hispanistas, sobre todo cuando el idioma español experimenta una demanda creciente en el país a través del Aula Cervantes, que depende de la sede de Tokio y a la espera de consolidar el Instituto Cervantes en Seúl. 

De hecho, ha habido un incremento de las academias no regladas de enseñanza del español, así como en las carreras de lengua española impartidas por las universidades surcoreanas y las candidaturas para el examen de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE), diplomas oficiales que otorga el Instituto Cervantes en nombre del Gobierno de España, ubicada en la Universidad Hankuk de Estudios Extranjeros en Seúl.

La visita de Estado de los Reyes coincide con la celebración del 70 aniversario de las relaciones diplomáticas entre España y Corea del Sur en 2020, un año repleto de actos que relanzarán las buenas relaciones entre ambos países.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar