Corea del Sur intensifica sus esfuerzos para que Yoo Myung-hee presida la OMC

Madrid. El próximo 7 de noviembre se designará en Ginebra (Suiza) al nuevo responsable de la Organización Mundial del Comercio (OMC), cuyo organismo nunca fue presidido por una mujer, siempre ha estado en manos de hombres. En esta ocasión, la actual ministra de Comercio, Industria y Energía de Corea del SurYoo Myung-hee, y Ngozi Okonjo-Iweala, exministra de Financias de Nigeria, se han convertido en las artífices principales para dirigir a la OMC en medio de una crisis económica mundial afectada por la pandemia del coronavirus.

Tanto Corea del Sur como Nigeria han volcado sus estrategias diplomáticas para buscar los máximos apoyos en beneficio de sus propias candidaturas, pero si el continente africano alude que nunca tuvo a un responsable para presidir la OMC, desde Seúl resaltan la importancia de su candidata por su experiencia actual en un cargo de primer nivel en el Gobierno de una de las economías más solventes del mundo, un factor que, unido a la buena eficacia del país contra el coronavirus, convierte a Yoo Myung-hee, de 53 años, en una aspirante con altas posibilidades de auparse con el puesto.

No obstante, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, de 66 años, también exdirectora gerente del Banco Mundial, y hasta poco responsable de uno de los programas de la Organización Mundial de la Salud para combatir la COVID-19, tendrá frente a la aspirante surcoreana una difícil coyuntura para ser elegida como directora de la OMC.

Reconociendo la alta preparación de estas dos mujeres, nadie descarta que, como dicen los analistas, Yoo Myung-hee sea la primera mujer elegida para presidir el organismo económico mundial.

Yoo Myung-hee, con un gran bagaje profesional, considera que la OMC necesita normalizar su papel de manejar las negociaciones y resolver disputas bajo un régimen multilateral, al tiempo que viene resaltando la necesidad de reconstruir la confianza en el sistema de comercio multilateral con la idea de hacerlo más relevante, resistente y receptivo, sin dejar en el tintero asuntos claves de la realidad de la economía mundial como la disputa comercial entre EEUU y China, país que conoce bien por haber trabajado en la Embajada surcoreana en Pekín y por dirigir las negociaciones en acuerdos de libre comercio entre China y Corea del Sur.

Corea del Sur ha valorado altamente que Yoo Myung-hee sea nominada para dirigir la OMC, lo que ha llevado al presidente surcoreano, Moon Jae-in, a intensificar una estrategia diplomática para buscar todo tipo de apoyos a favor de su candidata, e incluso ha solicitado la implicación de todo su Gobierno para duplicar sus esfuerzos en aras de facilitar un mayor y mejor encaminamiento para que sea la primera mujer en el puesto más alto de la OMC.

De esta forma, el presidente Moon ha enviado cartas personales a 35 países y mantenido diálogos telefónicos con los líderes de algunos de ellos como la canciller de Alemania, Angela Merkel, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y con el gobernante de Brasil, Jair Bolsonaro, para lograr el apoyo.

Tanto Yoo Myung-hee como Ngozi Okonjo-Iweala son las dos últimas candidatas en la carrera por el puesto de jefe de la Organización Mundial del Comercio, siendo así la primera vez que una mujer será la máxima responsable del organismo que tendrá que afrontar una crisis en la economía internacional acelerada a causa de la pandemia.

Una nueva dirección que tendrá también que negociar distintas parcelas económicas con EEUU, a unos días de conocer, en las elecciones del 3 de noviembre, al nuevo presidente estadounidense, bien el demócrata Joe Biden, o si Donald Trump sale reelegido para un segundo mandato presidencial.

La próxima directora de la OMC tendrá que trabajar en un contexto de crisis económica mundial, pero al mismo tiempo también de crisis de confianza en el multilateralismo y en la validez de la liberalización del comercio mundial.

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *