La ministra surcoreana de Comercio, Yoo Myung-hee, aspira a presidir la OMC

Madrid. La Organización Mundial de Comercio (OMC) ha comenzado su cuenta atrás para elegir a su director general a partir del próximo 7 de septiembre en la localidad suiza de Ginebra, donde la actual ministra de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur, Yoo Myung-hee, aspira a ser elegida en el cónclave en el que competirá con siete candidatos para dirigir el organismo que aglutina a 164 miembros y que deberá afrontar la nueva realidad económica mundial ante la grave crisis que ha ocasionado la pandemia del coronavirus.

Yoo Myung-hee tiene en su programa la firme decisión de reformar la OMC para dotarle de mecanismos más consistentes a imprevistos como los ocurridos actualmente con el coronavirus, dado que, señala Yoo, “el organismo debería mantener su pleno funcionamiento, independientemente de cualquier crisis para mantener el comercio”, explicó recientemente.

La actual titular surcoreana de Comercio, Industria y Energía considera que la OMC necesita normalizar su papel de manejar las negociaciones y resolver disputas bajo un régimen multilateral y que el coronavirus ha servido para ofrecer la oportunidad de analizar los temas pendientes, aspecto que, para Yoo, resalta la necesidad de reconstruir la confianza en el sistema de comercio multilateral con la idea de hacerlo más relevante, resistente y receptivo.

Al mismo tiempo, la responsable de Comercio surcoreana, con un gran bagaje profesional, dijo a primeros de agosto que muchos países están decepcionados al manifestar su preocupación por la OMC por haber estado el organismo en un callejón sin salida sin cumplir con su función original. Toda esta situación servirá obviamente para comprender mejor las diferentes necesidades de sus Estados miembros.

Por otra parte, la aspirante surcoreana no dejó en el tintero asuntos claves de la realidad actual de la economía mundial como la disputa comercial entre EEUU y China señalando además que la OMC servirá a todos sus miembros manteniendo la misma posición en cuanto a la también disputa comercial, iniciada en julio de 2019, entre Corea del Sur y Japón.

No obstante, Yoo considera que es importante que Japón tenga una OMC en pleno funcionamiento dado que el organismo decidió establecer un panel para examinar la reclamación de Corea del Sur contra las restricciones de exportación de Japón, y ya en junio pasado Seúl reabrió el caso en la propia OMC después de que Tokio se mantuviese sin responder al llamamiento surcoreano para eliminar las restricciones de exportación sobre fabricación de pantallas y semiconductores, que son vitales para la tecnología surcoreana.

Es evidente que las “guerras comerciales” están siendo el campo de batalla desde hace casi tres años entre EEUU y China, y hace ahora algo más de un año el litigio de Japón y Corea del Sur, originado a causa de dos sentencias del Tribunal Supremo de Seúl que obligan a empresas niponas a indemnizar a los surcoreanos a los que sometieron a trabajos forzados durante la Segunda Guerra Mundial, en una situación tensa que económicamente no favorece a nadie. Y obviamente la OMC puede hacer mucho para estabilizar la economía mundial y más cuando el coronavirus no ha rebajado la lucha entre China y EEUU en su particular guerra comercial.

La candidatura de Yoo Myung-hee (53 años) es una de las tres mujeres que compiten por el puesto de directora general de la OMC, junto con la exministra de Asuntos Exteriores de Kenia Amina Mohamed (58), que ya fue candidata frente al director saliente del organismo, el brasileño Roberto Azevedo en 2013, y Ngozi Okonjo-Iweala (66), exministra de Finanzas de Nigeria y exdirectora gerente del Banco Mundial (BM), pero Yoo, según analistas, tiene la experiencia actual de su cargo en Corea del Sur, una de las economías más solventes del mundo aunque ahora el coronavirus ha dejado muy “tocada” la economía mundial. Por ello, nadie descarta que Yoo Myung-hee se convierta en la primera mujer en presidir la OMC.

El resto de candidatos a presidir la OMC son también el exdirector general adjunto de la OMC Jesús Seade Kuri, de México; el experto comercial Abdel Hamid Mamdouh, de Egipto; el exministro de Asuntos Exteriores de Moldavia Tudor Ulianovschi; el exministro de Economía de Arabia Saudí Mohammad Maziad Al-Tuwaijri. La dimisión en mayo pasado de Azevedo ha dado lugar a un proceso de selección del que se espera que la designación definitiva para el nuevo cargo del organismo sea como muy tarde en noviembre próximo.

En definitiva, la nueva dirección de la OMC tendrá que afrontar la grave crisis económica mundial a causa de la pandemia, una nueva dirección que tendrá que negociar distintas parcelas económicas con EEUU, cuyo presidente Donald Trump, no se ha cansado de amenazar de retirarse del organismo, y que las elecciones presidenciales estadounidense, el 3 de noviembre próximo, con una posible victoria del demócrata Joe Biden, puede cambiar la estrategia económica en aras de una mayor estabilidad mundial.

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *