Corea del Norte lanza un nuevo misil y tensa aún más la zona

Mientras Corea del Sur, China y Japón se reúnen en Tokio para estrechar sus lazos trilaterales y liderar una política contra las provocaciones de Corea del Norte, de nuevo Pyongyang, ajeno a todo lo que ocurre fuera de sus fronteras y a las advertencias de la comunidad internacional, ha vuelto a lanzar su cuarto misil balístico desde un submarino, cuyo cohete voló unos 500 kilómetros y cayó en aguas de Japón.

Este nuevo lanzamiento, que, en opinión de los expertos, demuestra su progreso y desarrollo nuclear, es una clara respuesta a Corea del Sur y a Estados Unidos, que están desarrollando unas maniobras militares que movilizan a unos 80.000 efectivos de ambos ejércitos, que el régimen comunistas considera que son ensayos para invadir el país. La coincidencia de las maniobras militares y la reunión trilateral de Pekín, Seúl y Tokio tienen que ser motivos suficientes para que estos países y las conversaciones a seis bandas (Rusia, China, EEUU Japón y las dos Coreas), suspendidas desde 2008, encaminadas a detener el programa nuclear norcoreano, influyan para que Pyongyang desista de su programa y sólo, en especial, China y los otros países pueden conseguirlo, donde la retórica de unos y otros no sirve de nada.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *