Gregorio de Céspedes, el jesuita español en Corea que el rey Felipe VI no olvidó

Inauguración del Parque Céspedes en Changwon

Madrid. El reciente viaje de los reyes de España a Japón y a Corea del Sur ha servido también para rememorar la historia de los jesuitas en Asia, en concreto el del español Gregorio de Céspedes, de origen toledano (Villanueva de Alcardete), que partió de tierras niponas para pisar suelo coreano en 1593 y que el monarca Felipe VI mencionó en su discurso oficial al igual que hizo en su día su padre, Juan Carlos I junto a la reina Sofía, en su visita en 1996.

De esta forma, Felipe VI señaló: “Un primer indicio de las posibilidades de gran entendimiento que la historia deparaba a nuestros países lo encontramos ya en el hecho de que fuera un español el primer visitante europeo a Corea: el jesuita madrileño Gregorio Céspedes, que llegó allá por 1593 a la ciudad de Changwon (antes bautizada como Chinhae), resaltó el monarca español.

Precisamente a raíz de la llegada de Céspedes a la península coreana, los españoles supieron de la existencia de Corea y a la vez comenzó a ser conocido en Europa allá por el siglo XVI, señaló entonces Juan Carlos I cuando visitó Corea del Sur el siglo pasado.

Tanto en su día Juan Carlos I como ahora Felipe V han resaltado que a pesar de que España y Corea están geográficamente muy lejos, están más próximas de lo que parece.

“A la vista del mapa, Corea y España parecen países muy alejados, pero el mero dato cartográfico es engañoso y no refleja toda la realidad. Vivimos en una época en la que las distancias ya no son las geográficas”, aseguró en su momento Juan Carlos I.

Felipe VI dijo la semana pasada: “Con nuestra presencia hoy aquí deseamos renovar la estrecha amistad que une a nuestras naciones, pues hay, entre España y Corea del Sur, las dos penínsulas más extremas del continente euroasiático, más coincidencias de las que la gran distancia geográfica parecería apuntar”.

Hay que resaltar que por aquel entonces el rey Juan Carlos y la reina Sofía fueron recibidos por el presidente Kim Young-sam, mientras ahora Felipe VI y la reina Letizia han sido recibidos por Moon Jae-in, actual presidente, junto a la primera dama, Kim Jung-sook.

Felipe VI resaltó el hecho de que si Gregorio de Céspedes pudiera ver la estrecha relación que mantienen a día de hoy estos países, “quedaría maravillado al comprobar que en 2018 dimos la bienvenida en España a 490.000 coreanos; que en un año casi un 1 por ciento del total de la población coreana se ha sentido atraída por nuestra tierra”.

Por otra parte, la biografía del jesuita Gregorio de Céspedes arranca en sus orígenes en la localidad toledana de Villanueva de Alcardete, hijo de una familia de este municipio que residía en Madrid, donde nació en 1551, vivió en primera persona la invasión de Corea por Japón en 1592 y registró en crónicas las vivencias de su estancia en el nordeste del continente asiático hasta su muerte en la población nipona de Kokura, en 1611, según diversos estudios del hispanista surcoreano Park Chul.

Los vínculos entre la localidad toledana y la urbe surcoreana nacen a partir de la biografía del jesuita Gregorio de Céspedes, el primer occidental en conocer y difundir a Europa, en 1593, como integrante de una expedición evangelizadora, la existencia de la península coreana.

Las investigaciones del profesor Park Chul sobre el origen familiar del jesuita en Villanueva de Alcardete facilitaron que la localidad toledana formalizara el hermanamiento (acercamiento) con la ciudad surcoreana de Chinhae (actual Changwon) en 1993, coincidiendo con la Exposición Internacional de Daejeon, con una visita a ese municipio de las autoridades municipales alcardeteñas y que luego las similares surcoreanas devolvieron al pueblo toledano.

Actualmente ese “hermanamiento” permanece un cuarto de siglo después, simbolizado con dos esculturas idénticas, una en el Parque Céspedes de Changwon y otra en el Centro Cultural Gregorio de Céspedes en Villanueva de Alcardete, cuya biblioteca municipal guarda un archivo de textos e imágenes con la historia de esta relación, y además bautizó con los nombres de Corea, Seúl y Chinhae tres calles del municipio.

Los 70 años de relaciones entre Corea del Sur y España también sirven para recordar la simbología histórica, el acercamiento y sobre todo el reforzar los lazos económicos, culturales y sociales de los 25 años de las también relaciones entre los ayuntamientos de Changwon (antes Chinhae), cuyo alcalde, Ahn Sang-soo, fue condecorado en junio de 2017 con la orden del mérito Isabel la Católica en reconocimiento por la construcción del Parque Céspedes y la inauguración del mismo en esa ciudad.

En definitiva, el viaje de los reyes de España la semana pasada a Japón y Corea ha consolidado las buenas relaciones con estas dos naciones asiáticas, países punteros económicamente, y más cuando ahora en 2020 se cumplen los 70 años de relaciones con Corea del Sur y el pasado año se celebró el 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre el país nipón y el Reino de España.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar