Las dos Coreas celebran el fin de la guerra

Mientras el líder norcoreano, Kim Jong-un, conmemora el 62 aniversario del fin de la guerra coreana (1950-53) con un homenaje a su padre, Kim Jong-il, y a su abuelo, Kim Il-sung, fundador del país, Corea del Sur pide a Pyongyang que abandone su programa nuclear y colabore para lograr la prosperidad y la reunificación de la península coreana.

La firma de un armisticio el 27 de julio de 1953 puso fin a la contienda bélica entre las dos Coreas, pero hasta ahora no se ha estampado nunca un tratado de paz, lo que evidencia que los dos países siguen técnicamente en guerra, en el que durante a lo largo de estos años los incidentes entre ambas partes ha sido notorio. Corea del Norte debe aprovechar las conversaciones a seis bandas (China, EEUU, Japón, Rusia y las dos Coreas) para poner fin a su programa nuclear y llevar a cabo una nueva política, pero ensalzar a su padre y abuelo como héroes nacionales es más culto a la personalidad que sólo sirve para alimentar una realidad cada vez más insostenible en el país.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar