Xi Jinping consolida su influencia económica y política en el mundo con su reciente viaje a India

Madrid. China no está dispuesta a reducir su cada vez mayor peso en la economía y en la política mundial, cuyo presidente, Xi Jinping, conocedor de la necesidad de profundizar en más reformas internas en su país, ha querido con su reciente viaje por el centro y sur de Asia, en especial a India, que su influencia global sigue siendo determinante y al mismo tiempo trata de contrarrestar el acercamiento entre Nueva Delhi y Tokio tras la visita del primer ministro indio, Narendra Modi, a Japón.

Xi Jinping fortaleció su presencia en la zona por Asia central, donde asistió en Dushambé, capital de Tayikistán, a la decimocuarta reunión del Consejo de Jefes de Estado de los países miembros de Cooperación de Shanghai (OCS), y luego estuvo en las Maldivas y Sri Lanka para finalizar su recorrido en India, lanzando con ello una clara forma de atraerse a todos estos países pero en especial a Nueva Delhi, que recibió de Shinzo Abe 35.000 millones de dólares en inversiones japonesas en India, que además de los asuntos económicos, Tokio y Nueva Delhi fortalecieron su alianza militar en un claro mensaje a Pekín.

Pero China no se ha querido quedar al margen de estas ayudas niponas al segundo país más poblado del mundo y ha concedido a India 15.400 millones de euros en inversiones en cinco años en el establecimiento de parques industriales y proyectos de infraestructura, en especial en el sector ferroviario, un área donde compiten China y Japón.

Otros analistas valoran el cambio radical de China con India, sobre todo cuando en los últimos 14 años todas esas inversiones alcanzaron unos 310 millones de euros.

Este viaje de Xi también ha servido para relanzar la iniciativa de “Un cinturón y una ruta”, que ya propuso hace un año el presidente chino a estos cuatro países con lazos históricos e intereses contemporáneos entrelazados con el objetivo de viajar todos en el tren rápido del desarrollo de China para cumplir sus propios sueños, explicó el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi.

Lo que está claro que tanto Japón como China han adoptado su propia estrategia política-económica y ninguno de los dos desea quedarse descolgado de cualquier iniciativa que pueda perjudicar sus intereses, que pese al contencioso sobre las disputadas islas Diaoyu/Senkaku, hay un transfondo económico importante de Pekín y Tokio, junto a Seúl, de crear un Tratado de Libre Comercio (TLC) que favorezca a las que son consideradas como las principales economías asiáticas que representan uno de los mayores mercados del mundo, cuyas negociaciones continuarán en noviembre en Tokio.

Pese a los recientes roces fronterizos entre los dos países, tratados con diplomacia entre Xi y Modi, tras una supuesta incursión de un millar de soldados chinos en territorio indio en la zona que ambos países se disputan en el Himalaya, la visita del presidente chino ha sido de un total éxito, que relanza a Pekín a seguir con su política para continuar con su cada vez mayor influencia en el mundo.

Pero aún así, el primer ministro indio dijo en su encuentro con Xi: “Tendría que haber paz en nuestras relaciones y en la frontera. Si ocurre, podremos hacer que nuestras relaciones alcancen su verdadero potencial”, pero siempre dando prioridad e importancia a las relaciones con China.

India y China comparten casi 4.000 kilómetros de frontera, en los que son frecuentes los incidentes como los de la semana pasada en una zona de la Cachemira india por la que los dos países asiáticos ya fueron a la guerra en 1962, que desde entonces, Nueva Delhi reclama a Pekín 38.000 km2 en la altiplanicie de Aksai Chin, en la parte occidental del Himalaya y bajo control chino, mientras que el “gigante asiático” reclama parte del estado nororiental indio de Arunachal Pradesh, donde el gobierno de Narendra Modi denuncia las frecuentes incursiones chinas.

Aunque la desconfianza en estos asuntos fronterizos como el apoyo de India a la comunidad tibetana en el exilio de Dharamshala, donde vive el Dalai Lama o el tradicional apoyo de China a Pakistán, enemigo histórico de India, los temas económicos no se vieron empañados y más cuando Pekín, desde la elección del primer ministro Narendra Modi, en junio pasado, ha mostrado un alto interés en intensificar sus relaciones con India, miembro de los BRICS (Rusia, China, India, Brasil y Sudáfrica).

India y Modi están cotizando al alza pues su notoriedad en este mundo global atrae cada vez a más gente, ya no sólo en lo económico, donde chinos y japoneses quieren ligarse a Nueva Dehli para poder pescar en un país que necesita grandes infraestructuras como la del ferrocarril, sino que en los próximos días el primer ministro indio también será protagonista en su inminente visita a Estados Unidos donde tendrá una importante reunión con el presidente Barack Obama.

Santiago Castillo, periodista, escritor, director de Asianortheast y experto en la zona

 

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. 3 octubre, 2014

    […] El Gobierno chino no esperaba una realidad como la que se está viviendo ni una reacción tan grande, incluso ya en 2004 cuando Pekín aprueba cambios en las reglas electorales de Hong Kong provoca las primeras protestas en la calle con la imposición de nuevas reglas políticas, un “país dos sistemas”, esa fue la fórmula que adoptó entonces Deng Xiaoping para recuperar la isla en 1997, una fórmula inteligente que ahora no se cumple y que siembra dudas por ejemplo a la población de Taiwán para reincorporarse a una “gran china” como es el deseo del actual presidente chino, Xi Jinping. […]

  2. 17 noviembre, 2014

    […] mutuas acusaciones de violación de su espacio aéreo y marítimo en torno al archipiélago Senkaku/Diaoyu, reclamado por Pekín y […]

  3. 13 enero, 2015

    […] Chile como Perú y México han respaldado el nuevo Tratado de Libre Comercio (TLC) impulsado por China, pero destacando que Chile tiene en el “gigante asiático” a su primer […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar