Una delegación oficial de Corea del Norte visita por primera vez España

Monumento del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte

Madrid. La pasada semana una delegación del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte visitó por primera vez España en una muestra más del régimen de Kim Jong-un por ir abriéndose al mundo y con el objetivo normalizar sus relaciones en la comunidad internacional, en una visita que coincidió con la recepción que dio en Madrid el embajador norcoreano, Kim Hyok-chol, con motivo del 67 aniversario de la fundación del país, donde señaló: “nuestra Embajada está abierta a quien quiera hacer negocios con nosotros”.

Corea del Norte sigue siendo aún un país bastante desconocido y en ocasiones es más noticia por los problemas que genera su política con tensiones con Corea del Sur, pero la apertura de la Embajada norcoreana en Madrid en marzo de 2014 y el previo establecimiento de relaciones diplomáticas con España en 2001 tienen como objetivo promover el turismo a través de la Organización Mundial de Turismo (OMT), cuya sede se encuentra en la capital española.

La delegación del Partido de los Trabajadores de la República Popular Democrática de Corea visitó el Senado, donde fue recibida por el presidente de la Comisión de la Cámara Alta, Alejandro Muñoz Alonso, en una rápida visita pero que sirvió para entrevistarse con distintos senadores españoles.

Tal como señala The Diplomat, la delegación norcoreana también se vio en plan informal con algunos diputados en las inmediaciones del Congreso, pero lo que hay que destacar que en ambos casos ha sido una visita, cuya delegación estuvo acompañada por el embajador norcoreano en Madrid, Kim Hyok-Chol, se abordó la situación en la península de Corea y el estado de las relaciones bilaterales entre ambos países, subraya The Diplomat, uno de los pocos medios que se hizo eco de esta visita del Partido de los Trabajadores.

Corea del Norte, que ya tiene legaciones en al menos diez capitales de Europa occidental, entre ellas, además de Madrid, están Londres, París, Roma, Berlín, Varsovia y Estocolmo, tiene como meta que el país se conozca mejor en la comunidad internacional, tras la tensión con Corea del Sur cuando, según Seúl, pero que niega Pyongyang, militares norcoreanos en agosto pasado colocaron tres minas antipersonas que mutilaron a dos soldados surcoreanos en la zona desmilitarizada de Paju (Corea del Sur).

Luego la tensión subió entre las dos Coreas cuando el Norte amenazó con atacar al Sur por activar los potentes altavoces fronterizos, aunque después volvió la calma y ambas Coreas decidieron  poner fin a la grave crisis militar desatada.

De momento, esta breve “luna de miel” habrá que ver cuánto tiempo dura, pero lo que sí está claro que las tensiones y conatos de enfrentamientos no contribuyen a mejorar la imagen de Corea del Norte,  que ahora dispone de una buena estrategia para avanzar hacia una mejor normalización en la comunidad internacional.

Por una parte, la posibilidad de que la BBC británica haga un programa de noticias diario para Corea del Norte, es una buena ocasión para que el país se conozca mejor en todo el mundo y, por otra, la reunión del 20 al 26 de octubre próximo de familias separadas por la Guerra de Corea de 1950-53, la primera desde febrero de 2014, en un intento de ambas partes de arreglar sus relaciones tras el reciente acuerdo alcanzado para distender las tensiones militares en la península coreana y al mismo tiempo una excelente ocasión para acercar posturas entre Seúl y Pyongyang.

Además, Corea del Norte participará por primera vez en la próxima XII Exposición China-ASEAN (la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) en calidad de huésped especial, del 18 y el 21 de septiembre en la ciudad de Nanning, capital de la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, en el sur de China.

Sin embargo, mientras Corea del Norte ya ha comenzado a preparar un gran desfile para celebrar el 70 aniversario del Partido de los Trabajadores en el que podría exhibir nuevo armamento, donde muestre nuevos misiles, según Seúl, que ve probable que Pyongyang lance un misil de largo alcance con motivo de esta efemérides el próximo 10 de octubre, aunque parece difícil que el régimen de Kim Jong-un lleve a cabo esta demostración de fuerza ya que debilitaría mucho al país y la comunidad internacional y, en especial, China, no lo aceptarían.

Todo parece indicar que la tensión entre las dos Coreas disminuya, pero otra cosa es que el 10 de octubre, una fecha importante para Corea del Norte, la fundación del Partido de los Trabajadores, la formación que gobierna el país desde 1948, no aparezcan más incidentes y altercados que hagan fracasar objetivos como el de las reuniones de familias separadas, entre otros, acontecimientos.

Pero es una fecha que no pasa desapercibida para el régimen comunista norcoreano, cuyos actos también sirven para enaltecer a su líder, Kim Jong-un, y predecesores.

Los norcoreanos quieren abrir las puertas al exterior, las posibilidades son totales, incluso una buena ocasión es reactualizar las estancadas conversaciones a seis bandas (China, EEUU, Japón, Rusia y las dos Coreas), suspendidas desde 2008, para poner fin al programa nuclear norcoreano.

Santiago Castillo, periodista, escritor, director de Asianortheast.com y experto en la zona

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar