Shinzo Abe viaja a América Latina para que Japón no pierda su influencia en beneficio de China

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. Japón no renuncia a su influencia en América Latina y el periplo de su primer ministro, Shinzo Abe, por México, Colombia, Chile, Trinidad y Tobago y Brasil hasta el 4 de agosto no sólo tiene objetivos económicos y diplomáticos sino que es considerado como una estrategia de Tokio contra China ahora que Xi Jinping acaba de realizar su segundo viaje por la zona con la rúbrica de numerosos negocios.

Estados Unidos contempla con inquietud la cada vez más notoria presencia de China en América Latina, sus proyectos económicos en esa área resultan cada vez más determinantes para muchos países latinoamericanos y ahora Japón no quiere quedarse atrás en lo apetitoso que puede resultar en estampar acuerdos económicos que contribuyan a no distanciarse de Pekín en esa región y favorezcan a la economía nipona.

Sin embargo, este viaje del primer ministro nipón, Shinzo Abe, es considerado en China como una estrategia para neutralizar el éxito de la gira latinoamericana del presidente Xi Jinping y, como señalaron algunos expertos, en China ven este viaje de Abe como la forma de involucrar a EEUU en los intentos de atraerse a los estadounidenses en su conflicto sobre las islas Diaoyu/Senkaku, que Tokio y Pekín se disputan.

China está logrando poco a poco en América Latina lo mismo que ya ha conseguido en África, y está creando acuerdo más regionales que bilaterales, por ello, con el visto bueno de Estados Unidos, el viaje de Abe por la región latinoamericana es total y además el primer ministro nipón busca también el apoyo a su candidatura –lo que desea ampliamente EEUU- a un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU para 2015.

Los chinos también muestran su preocupación por las negociaciones que EEUU mantiene con Japón y otros países del sudeste asiático con miras a lograr el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus  siglas en inglés) al que quieren incorporarse tanto EEUU como Japón y Malasia, y tal vez en un futuro Corea del Sur y Filipinas.

Pero el nuevo banco de los BRICS (Rusia, China, India, Brasil y Sudáfrica), cuya sede estará en Shanghai, capitalizado por cada país con 10.000 millones de euros, ha sido la respuesta más inmediata a EEUU, una guerra comercial que Pekín no está dispuesto a perder y más cuando el Congreso estadounidense no quiere que el Fondo Monetario Internacional (FMI) apruebe una reforma que llevaría a China al tercer lugar en capacidad de decisión.

Lo que está claro que Estados Unidos sabe que China está pisando muy fuerte en América Latina, cuyos dirigentes conocen los deseos de los chinos de sus fuentes de materias primas, y varios presidentes latinoamericanos celebraron de forma exitosa los importantes acuerdos comerciales y de inversión de Pekín en esa región, de ahí que el “gigante asiático” no permitirá que ni Tokio ni Washington puedan perjudicarle.

Shinzo Abe tiene como meta en este importante viaje latinoamericano alcanzar “nuevos horizontes” con el objetivo de generar crecimiento a ambos lados del Pacífico, ya que América Latina es una zona que está creciendo y “que nos ofrece un mercado en expansión, centros de producción y recursos naturales”.

Abe reforzará los lazos entre Japón y esta región y tratará de consolidar la firma de tratados de comercio bilateral (ya mantiene Tratados de Libre Comercio –TLC- con México, Perú y Chile) y multilateral, como el citado TPP, y explicará a los dignatarios sudamericanos que todos estos acuerdos son importantes como vía de entrada a Asia para los países latinoamericanos.

En México, Abe y el presidente Enrique Peña Nieto acordaron la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus  siglas en inglés) y avanzar en la cooperación de Japón con la Alianza del Pacífico, además de una serie de acuerdos en sectores del petróleo, educativo, sanitario, agrícola, entre otros.

Japón es el cuarto social comercial de México a nivel mundial y el segundo de Asia y más de 800 empresas de este país están instaladas en suelo mexicano y mantiene un intercambio comercial bilateral en torno a los 22.000 millones de dólares anuales.

En cuanto a Colombia, el comercio bilateral en 2013 fue de 1.675 millones de dólares y Japón quiere fortalecer esa relación por el alto potencial económico de Colombia cuya economía, población y abundancia de recursos naturales, sobre todo de materias primas como el carbón, lo ubican entre los tres primeros de América Latina.

Asimismo, con Chile, Japón ya mantiene un TLC y en este país Shinzo Abe tratará, especialmente, el estado de las conversaciones sobre el futuro del citado TPP, considerado una ambiciosa área de libre comercio a ambos lados del Pacífico en la que participarán una docena de países.

Pero será Brasil, la última etapa de su gira, la que cierre su periplo latinoamericano, el país de las próximas olimpiadas y la más –posiblemente- significativa, donde Japón es el quinto mercado para las exportaciones brasileñas y Brasil, el séptimo para las niponas.

El primer ministro japonés se reunirá con la presidenta Dilma Rousseff y ambos firmarán una serie de acuerdos como el de las infraestructuras brasileñas, es decir, carreteras o puertos, de cara a facilitar mayores exportaciones de grano y además habrá importantes convenios sobre el sector del petróleo y será la tecnología japonesa la que sirva para la construcción de superplataformas flotantes destinadas al desarrollo de pozos petrolíferos, cuyas plataformas, de unos 300 metros de largo por 100 de ancho, tendrían un coste de construcción de unos 364 millones de euros, según la prensa nipona.

Shinzo Abe para no quedarse descolgado de lo que ha hecho China en la región, en Trinidad y Tobago, participó en la primera cumbre entre su país y la Comunidad del Caribe (CARICOM), con la nota importante de que cinco de los catorce miembros de esta organización regional no reconocen a la República Popular China, sino a Taiwán y es obvio que Abe quiere jugar esa carta tan vital para Japón que concederá 15 millones de dólares para que los países del CARICOM afronten el impacto del cambio climático en la región y la vez se asegurará un importante apoyo a su candidatura a un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU para el 2015.

Santiago Castillo, periodista, escritor, director de AsiaNortheast y experto en la zona

 

 

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

5 de Respuestas

  1. 20 Agosto, 2014

    […] de decaer con  el tiempo, sigue creciendo en intensidad. Según datos del propio embajador de Japón en España, Satoru Satoh, buen aficionado, por cierto, en su país hay más de cien mil estudiantes […]

  2. 9 Septiembre, 2014

    […] La reciente visita del primer ministro indio, Narendra Modi, a Japón, ha contribuido para que el jefe del Ejecutivo nipón, Shinzo Abe, refuerce su objetivo […]

  3. 22 Septiembre, 2014

    […] una clara forma de atraerse a todos estos países pero en especial a Nueva Delhi, que recibió de Shinzo Abe 35.000 millones de dólares en inversiones japonesas en India, que además de los asuntos […]

  4. 26 Noviembre, 2014

    […] de la economía de Japón por cuarta vez desde 2008 ha supuesto que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, convocara elecciones legislativas el próximo 14 de diciembre para revalidar su política […]

  5. 27 Abril, 2015

    […] partes tienen interés, tal como se ha visto en la reciente cumbre Asia-África, donde Xi Jinping y Shinzo Abe se entrevistaron en Yakarta para impulsar la mejora de las relaciones bilaterales a través de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar