Shinzo Abe hace una visita histórica de ocho días a EEUU para reforzar sus lazos militares y económicos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, inicia una visita histórica de ocho días a EEUU, hasta el 6 de mayo, donde no sólo buscará estrechar sus lazos militares y económicos, sino fortalecer su posición ante China en su conflicto marítimo con el “gigante asiático” con apoyo de Barak Obama y analizar el nuevo Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras (BAII), cuya entidad, impulsada por Pekín, no ha recibido, por ahora, el apoyo de Washington y Tokio.

El presidente estadounidense tiene previsto celebrar con Abe la importante asociación que Estados Unidos y Japón vienen desarrollando durante 70 años, es decir, desde la Segunda Guerra Mundial, y al mismo tiempo ambos dignatarios valorarán lo que ha sido y significado la historia de todos estos años, en los que Japón se ha convertido en el principal aliado estadounidense en la región de Asia-Pacífico, cuya zona incrementará  su gasto militar un 55 por ciento hasta 2018.

Obama y Abe analizarán las negociaciones sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), verán sus progresos y tratarán de dar un nuevo impulso, sobre todo ahora con la creación del BAII chino, pero en los pasados meses no hubo demasiados acercamientos entre Japón y EEUU, dadas las diferencias existentes entre estos dos países, que representan el 80 por ciento del PIB de los doce miembros restantes, en especial sobre temas agrícolas y automóviles.

El TPP fue suscrito en 2005 por Chile, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur, y tiene a ocho países (Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam) pendientes de formar parte del grupo, pero lo que si está claro que el TPP puede ir en contra de la hegemonía de nuevo banco impulsado por China.

Al mismo tiempo, ambos países sellarán una nueva alianza bilateral de defensa y todo hace indicar que el nuevo tratado, que diseña el papel de las misiones de las Fuerzas de Autodefensa niponas y el Ejército estadounidense, amplíe la capacidad de acción de Japón, lo que, obviamente, molestará no sólo a China sino a otros países como Corea del Sur, que también tiene contenciosos marítimos con Tokio.

No obstante, Estados Unidos viene desde hace tiempo apoyando la reinterpretación del artículo 9  de la Constitución nipona, impulsada por el Gobierno de Abe, para que Japón tenga un papel militar más activo a nivel internacional.

Es una visita de Estado “histórica”, la primera de un líder japonés a EEUU desde 2006, según la Casa Blanca, y además también es histórica porque Abe será el primer ministro japonés en ofrecer un discurso en una sesión conjunta de las dos Cámaras del Congreso.

Los dos años que aún le quedan a Obama en la Casa Blanca quiere aprovecharlos para penetrar lo que más pueda en Asia, lograr una mayor cooperación en la región de Asia-Pacífico y si esta semana está con Abe, a lo largo de 2015 está previsto que le visite la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, el de Indonesia, Joko, Widodo, y luego el presidente chino, Xi Jinping, no se quedará al margen de este viaje del primer ministro nipón a EEUU y visitará oficialmente a Obama en septiembre próximo.

Las diferencias entre China con Japón e incluso con EEUU tendrán su desarrollo político y económico basándose en un diálogo que todas las partes tienen interés, tal como se ha visto en la reciente cumbre Asia-África, donde Xi Jinping y Shinzo Abe se entrevistaron en Yakarta para impulsar la mejora de las relaciones bilaterales a través de avances continuos y así corregir el rumbo de las relaciones entre los dos países, tal como manifestó el ministro de Asuntos Exteriores chino, Liu Jianchao.

El año 2015 no sólo será crucial para China y Japón, sino también para Corea del Sur y Japón y por supuesto para Estados Unidos, donde tiene a surcoreanos y japoneses como aliados (ambos países tienen importantes bases militares estadounidenses), pero además Corea del Sur ha dado su apoyo a China en el nuevo BAII y luego está el asunto norcoreano con el tema nuclear por medio con la única solución al programa nuclear en la aplicación de las Negociaciones a seis bandas (EEUU, China, Japón, Rusia y las dos Coreas).

 

Santiago Castillo, periodista, escritor, director de Asianortheast y experto en la zona

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar