Rusia presenta sus novedades en armamento militar, un negocio en auge (y II)

Madrid. Al margen de la feria ‘Army 2018’ hay que destacar que China ya es la segunda potencia militar y el país que más gasta en defensa después de Estados Unidos, además de una profunda reforma en su estructura que ha modernizado sus Fuerzas Armadas, de dos millones de soldados, a un ritmo vertiginoso, acelerado desde la llegada al poder de Xi Jinping en 2012.

Además, China ha puesto el énfasis en el desarrollo de su poderío aéreo, misiles balísticos y, sobre todo, sus fuerzas navales, donde ya cuenta con dos portaaviones y prepara la construcción de un tercero y desde el año pasado es la mayor fuerza naval del mundo, con más barcos y submarinos -317- que Estados Unidos, que posee 283.

Precisamente el mar del Sur de China, sobre la mayor parte de cuyas aguas reclama la soberanía, es uno de sus principales intereses, pero tanto rusos como chinos desde el punto de vista militar irán desarrollándose cada vez más e incluso Pekín y Moscú no cesan en alardear de su poderío militar que se ve también fraternalizado con maniobras militares conjuntas.

Rusia y China han anunciado que realizarán este mes, entre los días 11 y 15, en la región rusa de Siberia, junto a Mongolia, los mayores ejercicios militares conjuntos hasta la fecha, donde participarán 300.000 soldados del Ejército ruso y 3.200 de las Fuerzas Armadas chinas.

Tampoco hay que olvidar a Japón, siempre con el apoyo de EEUU, que acaba de solicitar un  presupuesto récord para 2019, que incluye la adquisición de un nuevo sistema terrestre antimisiles estadounidense dirigido principalmente a contrarrestar la amenaza de Corea del NorteDefensa ha pedido al Ejecutivo nipón cerca de 41.000 millones de dólares para el próximo ejercicio, un reflejo de que todavía Tokio sigue considerando a Corea del Norte, país bien armado militarmente, como una amenaza grave para su territorio, pese a que Pyongyang ha apostado por la distensión y el abandono de sus armas nucleares.

El gasto militar mundial ascendió en 2017 a 1,44 billones de euros, un 1,1 por ciento más en términos reales respecto al año anterior, según un informe difundido recientemente por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Estados Unidos mantiene su hegemonía mundial y el pasado año gastó 507.000 millones de euros, un incremento que ha ido a más con Donald Trump, luego China conserva la segunda plaza con un gasto estimado de 190.000 millones de euros, por delante por delante de Arabia Saudí, con 57.685 millones de euros, según SIPRI.

Rusia ocupa la cuarta plaza con 55.108 millones de euros, ya la quinta posición es India, con 3.114 millones de euros.

Asia no queda atrás y debido a las tensiones entre China y muchos de sus vecinos (litigios mar Oriental y Meridional) siguen impulsando la subida del gasto militar en este continente, resalta SIPRI, en alusión a que otros dos países de la zona están entre los diez primeros, Japón (octavo) y Corea del Sur (décimo) y sin olvidar el armamento nuclear de Corea del Norte.

Juan de Castro Pita

Juan de Castro Pita

ex consultor de Naciones Unidas

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar