La policía sigue en busca del autor del robo que originó la muerte de una surcoreana en Barcelona

Mossos d'Esquadra

Madrid. La investigación sobre la muerte de la representante del Gobierno de Corea del Sur Hyewon Kim el pasado junio en Barcelona tras sufrir un intento de robo mediante el método del tirón continúa abierta y sin ningún detenido dos meses después, indicaron a ASIAnortheast.com fuentes de los Mossos d’Esquadra.

Hyewon Kim, que se encontraba de visita oficial en España como vicepresidenta de la Comisión Presidencial de Cultura para Asia, falleció el 27 de junio después de pasar cuatro días ingresada en estado crítico en el Hospital del Mar.

La funcionaria, de 65 años, fue hospitalizada inconsciente y herida de gravedad como consecuencia del golpe en la cabeza que recibió al caer al suelo mientras trataba de zafarse del atacante.

El suceso se produjo en fechas previas, en torno a las 22.30 horas, en el paseo Taulat del distrito de San Martín, cuando un individuo que conducía una motocicleta se aproximó a la víctima por la espalda para tratar de sustraerle el bolso, que no logró llevarse.

Personal diplomático del Consulado del país asiático en Barcelona se desplazó al hospital en el que fue ingresada y desde donde se comunicó a la familia el estado de la víctima.

La División de Investigación Criminal de la policía autonómica de Cataluña asumió unas pesquisas que están aún a la espera de determinar la identidad del responsable del conato de atraco, que escapó del lugar al contemplar la caída de la mujer y al que podría atribuirse un delito de homicidio.

Corea del Sur pidió a España, a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores y del Consulado, una investigación “rápida y exhaustiva” que permitiera identificar al responsable.

El embajador de Afganistán en España, Masood Khalili, padeció una acción similar el 20 de agosto al ser atacado por la fuerza en Vía Layetana por un grupo de jóvenes, que consiguió robarle el reloj. Khalili fue derribado y sufrió heridas leves en una pierna.

Los robos con violencia e intimidación registrados en la capital catalana entre enero y junio de 2019 se cifran en 7.082, lo que supone un incremento del 30,5 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, en el que se registraron 5.427 casos, según datos del Ministerio del Interior.

Un alza que sitúa a Barcelona a la cabeza del total nacional, frente al aumento del 9,1 por ciento en Madrid, en la que han crecido de 4.755 a 5.187 los robos violentos.

El balance de criminalidad elaborado por las autoridades españolas indica que los hechos de esta índole han aumentado un 11,3 por ciento -de 28.031 a 31.195- en todo el territorio en lo que va de año.

El fallecimiento de Hyewon Kim sirvió a la prensa surcoreana para lanzar una advertencia a los ciudadanos que tuvieran intención de visitar Barcelona en periodo vacacional o por motivos de trabajo, con el fin de que extremaran la precaución durante su estancia.

Un estudio de Casa Asia hecho público en enero de 2018 hace hincapié en la subida del turismo procedente de Corea del Sur desde 2009, cuando en torno a 25.000 nativos llegaron a España, mientras que en 2016 se contabilizaron 341.104.

Ha ayudado la apertura de líneas de vuelo directas que conectan Seúl varios días a la semana con el aeropuerto de El Prat.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en la provincia de Barcelona hubo censados en 2018 1.079 coreanos, solo superada por Madrid, con 1.560. Un incremento notable en comparación con los números de 1998, en el que constan 265 y 231 coreanos, respectivamente.

Sergio Perea Martínez

Sergio Perea Martínez

Graduado en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar