Park Geun-hye se convierte en la primera mujer presidenta de Corea del Sur y advierte a Pyongyang que no permitirá amenazas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo
Madrid. Park Geun-hye se ha convertido en la primera mujer presidenta de Corea del Sur y en su acto de juramento señaló que no permitirá amenazas de Corea del Norte y le instó a que abandone sus proyectos nucleares, pero dejando la puerta abierta a sentar las bases de una nueva etapa encaminada a la unificación del país, dividido desde 1945.

 

Park Geun-hye, presidenta de Corea del Sur
La nueva presidenta de Corea del Sur, del partido conservador Saenuri, que ganó las elecciones presidenciales el pasado 19 de diciembre, al progresista del Partido Democrático Unificado (PDU), Moon Jaen-in, ha basado sus primeras intenciones políticas en la seguridad y la economía del país, así como conceder “tolerancia cero” con el desarrollo nuclear de Corea del Norte.Park Geun-hye, de 61 años, soltera y sin hijos, es hija del que fuera presidente de Corea del Sur entre 1963 y 1979, Park Chung-hee, tras un golpe de Estado, pero que, en opinión de los expertos, fue el que originó el despegue económico del país, lo que convierte a esta mujer como presidenta en un hecho histórico dado que los hombres acaparan ocho de cada diez escaños en el Parlamento surcoreano, así como la inmensa mayoría de cargos directivos de instituciones y empresas.

El régimen norcoreano de Kim Jong-un parece ser que ha dado por concluido sus ensayos nucleares, al menos por ahora, sobre todo teniendo en cuenta la llegada de Park Geun-hye a la presidencia de Corea del Sur y la inminente toma de posesión de Xi Jinping como nuevo presidente de China, país que considera que los ensayos nucleares de Pyongyang dificultan la recuperación económica de Corea del Norte, que se ve favorecido por la enorme ayuda que le facilita Pekín (90 por ciento del combustible que consume,  además de otras vitales necesidades).

Además, el régimen norcoreano ha considerado, como decía el diario de los trabajadores de Corea del Norte, Rodong Sinmun, al ya ex presidente surcoreano Lee Myung-bak como su enemigo principal en su etapa presidencial, y ahora toca con la nueva jefa del Estado surcoreano sondear nuevas posibilidades y ver qué ocurrirá a partir  de ahora con los dos nuevos presidentes en la zona, además del conservador Shinzo Abe recién primer ministro de Japón.

Algunos medios surcoreanos, como el “Chosun Ilbo”, han aludido a ciertas protestas de ciudadanos chinos en Pekín contra Corea del Norte por su política nuclear, y Xi Jinping no desea que su nuevo mandato se vea salpicado por los avatares de amenazas y ensayos nucleares de  Pyongyang.

Xi Jinping afronta una etapa crucial en China y tiene por delante retos importantes de cara a modernizar el país, mientras la nueva presidenta surcoreana debe hacer frente a los desafíos para la recuperación económica y solucionar el tema del espionaje norcoreano como un arma vital en la seguridad de Corea del Sur.

Park en su juramento como nueva jefa de Estado señaló: “Prometo no tolerar acción alguna que amenace la vida de nuestro pueblo y la seguridad de nuestra nación”, en clara referencia a la reciente prueba nuclear norcoreana, que la calificó como “un desafío a la supervivencia del pueblo coreano” y aseguró que no tolerará futuras amenazas a la seguridad del país.

En cuanto a la economía surcoreana, Park quiere potenciar las sólidas industrias de la ciencia y la comunicación con el objetivo de lograr un “segundo milagro del río Han”, tal como se conoce al vertiginoso desarrollo de Corea del Sur en las últimas décadas y para ello, la nueva presidenta quiere combatir la crisis global con la democratización económica, es decir, en ampliar las clases medias al reducir la creciente brecha de ingresos y defender a las Pymes frente al oligopolio de los grandes conglomerados o “Chaebol” que dominan la economía surcoreana.

Mientras el Consejo de Seguridad dela ONU delibera qué clases de sanciones impondrá a Corea del Norte, donde China y Rusia siempre tendrá la última palabra, tras su tercera prueba nuclear el pasado 12 de febrero, el régimen de Kim Jong-un ya ha logrado la atención mundial y ahora se dispone en qué condiciones debe acudir a las negociaciones a seis bandas (EEUU, China, Rusia, Japón y las dos Coreas), suspendidas desde 2008 y única vía, de momento, para la desnuclearización de la península coreana.

Técnicamente las dos Coreas aún siguen en guerra, la que concluyó el 23 de julio de 1953 tras la firma de un armisticio cerca del paralelo 38, en Panmunjom, y nunca de un tratado de paz.

En definitiva, la consolidación de Kim Jong-un como máximo líder de Corea del Norte; la continuidad de un nuevo mandato (mayo de 2012) de Ma Ying-Jeou como presidente de Taiwán y partidario del acercamiento con Pekín; Xi Jinping como presidente de China a partir de marzo; Park Geun-hye nueva jefa de Estado de Corea del Sur, así como el reciente triunfo (diciembre de 2012) del conservador Shinzo Abe como primer ministro de Japón y la reelección de Barak Obama como presidente de Estados Unidos, hará que esa parte del mundo, por donde transita el 70 por ciento de la economía mundial, siga acaparando enorme interés por ver quién impone su hegemonía en la zona con chinos y estadounidenses como principales protagonistas del nuevo escenario  político que acaba de iniciarse para los próximos años.

 By Santiago Castillo.

 

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

4 de Respuestas

  1. 18 Abril, 2014

    […] estudiantes han contado con el apoyo del opositor Partido Democrático Progresista (PDP), de ideología independentista contraria a la del partido en el gobierno, el Kuomintang (KMT), […]

  2. 12 Junio, 2014

    […] huellas que han afectado a toda la sociedad surcoreana salpicando a la presidenta del país, Park Geun-hye, y al primer ministro Chung Hong-won que tuvo que dimitir al ver el enfado de los familiares y la […]

  3. 4 Enero, 2015

    […] primera vez que el líder norcoreano, Kim Jong-un, plantea una cumbre con la presidenta surcoreana, Park Geung-hye, aunque para que esta cita tenga efectividad tanto Rusia como China deberían presionar a Pyongyang […]

  4. 19 Enero, 2015

    […] su parte, la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, ya aceptó reunirse con Kim Jong-un, pero sin ceder a las condiciones previas que exige Pyongyang, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar