Muere a los 112 años el hombre más viejo del mundo

El japonés Sakari Momoi murió esta semana a los 112 años, reconocido como el hombre más viejo del mundo por causas naturales en Tokio, un título que había logrado al ser nombrado como el más longevo en agosto pasado por el Libro de Guinnes y ahora pasa este honor a otro ciudadano nipón, Yasutaro Koide,  también de 112 años y un mes más joven que Momoi, según la televisión NHK.

Momoi pasó los últimos años de su vida en una residencia de Tokio, y hace una semana tuvo que ser hospitalizado debido a una insuficiencia crónica de riñones que causó finalmente su muerte, pero su larga vida se debió, según él, a una existencia tranquila, una alimentación sana y a varias horas de sueño. Japón es el país con mayor esperanza de vida del mundo -87 años, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud- , y en 2014 contaba con casi 59.000 personas centenarias, de las que el 87 por ciento son mujeres, lo que supone un nuevo récord de longevidad en su población.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar