La cumbre asiático-africana contra la caza furtiva y el tráfico de marfil

Quma de colmillos
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

La reciente cumbre asiático-africana, celebrada este fin de semana en Laikipia (Kenia), sobre la lucha de la caza furtiva, ha tratado de concienciar a la opinión pública mundial con la quema de 105 toneladas de marfil y 1,35 de cuerno de rinoceronte para certificar la importancia de poner fin a su práctica ilegal tras la notable disminución de su población que amenaza su supervivencia.

El número de elefantes, que en 1970 era de 1,2 millones, bajó hasta los 400.000, con una pérdida de 30.000 ejemplares sólo entre los años 2010 y 2012, lo que supuso la casi desaparición del animal en algunas regiones, mientras que el número de rinocerontes oscila en torno a los 30.000, cuya cifra va en descenso cuando no se controla la caza furtiva. China y Estados Unidos, que poseen dos de los mayores mercados de marfil, anunciaron el año pasado que establecerían prohibiciones sobre las importaciones y exportaciones, lo que supone un avance en relación al comercio de marfil y cuerno de rinoceronte en el exterior, pero aun así las mafias asiáticas compran los cuernos a los furtivos para venderlos a un precio muy elevado a distintos países, donde elaboran con ellos pócimas supuestamente curativas o afrodisíacos muy populares entre la población local.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar