La crisis de Ucrania y el gas ruso inquietan a China y a otros países

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. La crisis de Ucrania ha desatado una verdadera conmoción mundial con la incorporación de Crimea a Rusia y, al mismo tiempo, se han sucedido una serie de acusaciones entre el presidente Vladimir Putin y Occidente, en un escenario donde China y otros países asiáticos muestran su inquietud por la “dependencia” del gas ruso y sus repercusiones económicas con las sanciones a Moscú.

Esta grave crisis ucraniana ha puesto también de manifiesto lo desigual, anacrónico e ineficaz del actual funcionamiento de las Naciones Unidas, dado que siempre que uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad emita su veto, la resolución no sale adelante y, en este caso, la propia Rusia vetó la resolución estadounidense contra el referéndum en Crimea, que con el 96,77 por ciento decidió unirse a Rusia, cuyo presidente no sólo ha dicho que Crimea es parte indiscutible de Rusia sino que acusó a Occidente de puro cinismo.

No obstante, tras lo sucedido en Ucrania habría que remontarse al origen de tantos males causados por la destrucción del imperio austro-húngaro, la monarquía católica de los Habsburgo, donde convivían checos, eslovacos, austriacos, ucranianos, eslovenos, húngaros, polacos, rumanos, rutenos, un imperio torticeramente calificado por el que fuera presidente estadounidense, Woodrow Wilson, de “cárcel de pueblos”. Su desmembramiento dio origen a naciones artificiales, cuyas consecuencias han ido desarrollándose hasta ahora.

Sin embargo, la incapacidad de la ONU ha quedado una vez más demostrada ante la crisis de Ucrania, cuando se trata de resolver conflictos que afectan a algunos de los cinco países con derecho a veto, y no es la primera vez que esto ocurre. Ya se vio en las votaciones relativas a la represión de la población civil por parte del régimen de Bashar al Asad en Siria.

Ojala esta crisis de Ucrania sirva para modificar este medieval sistema de “ordeno y mando” de los cinco países permanentes de la ONU con derecho a veto y se convierta en un foro sin intereses partidistas y a favor de la comunidad internacional. China se abstuvo en la votación del Consejo de Seguridad dentro de su política del principio diplomático de no injerencia en asuntos internos de otros países. Sin embargo, en esta ocasión Pekín sí se ha visto sorprendida por la enorme contundencia con la que actúa Putin en el asunto de Ucrania-Crimea, pero lo que está claro que pese a que Pekín es aliada de Moscú en las grandes cuestiones internacionales de los últimos años (Siria, Irán, Libia, entre otras) el Gobierno chino es muy sensible en asuntos de integridad territorial, mientras Estados Unidos y sus aliados criticaron el veto ruso. Pero en el fondo es más de lo mismo mientras la ONU siga con los mismos barómetros desde que se crearan las Naciones Unidas en 1945.

China es reacia a cualquier movimiento secesionista por la existencia de corrientes independentistas. No hay que olvidar que tiene asuntos que le afectan como es la región de Xinjiang, una región rica en recursos energéticos y minerales con unos 22 millones de habitantes y donde los uigures representan el 46% de la población y los han, el 40%. En las últimas semanas, este rincón del oeste de China ha sido escenario de atentados terroristas, pero Pekín es un tradicional aliado de Rusia en cuestiones internacionales.

¿Pero qué puede ocurrir? Si Barak Obama no quiere alejarse de Asia sin abandonar Ucrania, entonces tendrá que hacer todo lo posible con una gran presión diplomática, comercial y económica para aislar a Putin y al mismo tiempo dar muestras de fuerza, pero uno se pregunta: ¿China estaría dispuesta a colaborar en esta estrategia estadounidense teniendo en cuenta la postura de no injerencia de Pekín?

Habrá que ver si realmente la intervención rusa en Crimea debilita el frente común que China y Rusia han mantenido en los últimos años para frenar a Occidente, sobre todo cuando el “gigante asiático” tiene enormes intereses económicos y estratégicos en Ucrania y Pekín teme que los anhelos “imperialistas” de Putin salpiquen a Extremo Oriente.

China sólo dispone del 9 por ciento de suelo cultivable, de ahí que en septiembre de 2013 el “gigante asiático”, tras un acuerdo con Ucrania, comprara tres millones de hectáreas (29.000 kilómetros cuadrados, un 5 por ciento del territorio ucraniano) de tierras de cultivo de la región de Dnipropetrovsk para que en ella se instalen granjas que surtan de cereales y ganado al mercado de China, cuyo país se convirtió en el segundo socio comercial de Ucrania en los primeros ocho meses de 2013. En suma, la cría de cerdos y el cultivo de grano en Ucrania han convertido a este país en un socio importante de China que no quiere que la crisis de Crimea le perjudique. Y sin olvidar el dinero prestado por los chinos al ex presidente Viktor Yanukovich para inversiones en la ciudad de Saki.

China quiere su propia autonomía en todos los aspectos, evitar las tensiones y que haya calma, pero aunque es improbable una guerra militar, sin embargo, una “guerra comercial” sí estará presente en todas y cada una de las distintas soluciones que vayan encaminadas a parar al nuevo “zar” de Rusia que sueña con recuperar la grandeza de lo que fue la antigua URSS.

Un acuerdo firmado el pasado año proporcionará un suministro de 3.750 millones de pies cúbicos al día durante 30 años de la compañía rusa Gazprom a China National Petroleum Corporation a partir de 2018. La demanda diaria actual de China es de 16.000 millones de pies cúbicos y Pekín pretende duplicar esa cifra en 2020.

China no quiere fomentar una excesiva dependencia energética de Rusia que la limite políticamente, por lo que también se ha garantizado suministros desde América Latina, África y, en especial, el golfo Pérsico, de donde recibe el 60 por ciento del petróleo que consume, a pesar de los retos que origina su transporte por mar a través de los estrechos de Ormuz y Malaca.

No obstante, para los expertos la relación entre Rusia y China en el ámbito de la energía tiene un valor estratégico mayor para el primero, ya que Pekín puede financiar las grandes inversiones que requieren explotación de nuevos yacimientos y la actualización de las viejas infraestructuras.

En definitiva, China, dicen los expertos, desconfía de una excesiva dependencia de Rusia, cuyo presidente, Vladimir Putin, visitará Pekín en mayo con una agenda cargada de asuntos comerciales, entre ellos, contemplar con sus socios chinos las opciones de suministro de gas al “gigante asiático”. En ese encuentro, la compañía gasita rusa Gazprom tratará de cerrar un acuerdo definitivo.

Rusia sin Ucrania haría imposible completar el “imperio ruso”, señaló recientemente el ex secretario de Estado estadounidense Zbigniew Brzezinski, y al parecer, de momento, a Putin no le preocupan las sanciones económicas ni que le expulsen de G-8, ya que Rusia considera que esas medidas pueden afectar más a los países que las proponen, sobre todo a la UE por su dependencia energética del gas ruso. Pero, ¿qué pasaría, como dicen los expertos, si Turquía cierra los Dardanelos a los buques rusos o Putin infravalora las sanciones que le puedan caer o está muy seguro de que se saldrá con la suya? Lo que está claro, por ahora, es que las sanciones a Putin no le inquietan lo más mínimo.

Pero todo ello no quiere decir que Putin lo tenga todo controlado, incluso sus propios asesores le advierten del desastre que se le puede venir encima con las sanciones. Sin embargo, todo parece indicar que de momento Putin gana, luego veremos más adelante qué ocurre, en especial cuando sabemos que la economía rusa es más débil en comparación con la de EEUU y la europea. Además, hay que tener en cuenta el hecho de que tampoco se compran bienes de consumo rusos y no olvidemos que Rusia necesita mucho dinero para reconstruir la aún existente vieja estructura de la antigua URSS. ¿Y de dónde saca el dinero? Obviamente del petróleo y del gas.

Pero los analistas consideran que si Europa tiene dependencia del gas ruso, las sanciones –como la suspensión del G-8 en la ciudad rusa de Sochi en junio próximo- pueden ser un arma de doble filo que perjudica tanto a quien impone la sanción como a quien la recibe. Hay que resaltar que las inversiones o el turismo ruso en los países de la UE, sobre todo en España, son importantes.

La dependencia europea del gas ruso es alta y se resume en tres cifras: una cuarta parte de la energía consumida por los europeos tiene el gas como fuente, un tercio de este gas es ruso y un 15 por ciento de todo el gas europeo llega a través del gasoducto que atraviesa Ucrania.

El 30 por ciento del gas que la UE importa es ruso y llega a una quincena de países europeos a través de tres grandes gaseoductos, es decir, 95.000 millones de metros cúbicos diarios por el Nord Stream (desde el norte hacia Alemania) y el Yamal y por Bielorrusia, y otros 175.000 millones de metros cúbicos por el Soyuz, por Ucrania. En el fondo esta grave crisis de Ucrania ha servido para poner sobre el tapete las distintas estrategias sobre la seguridad energética en Europa.

La UE ha llegado tarde al conflicto de Ucrania y ha dado muestras de “torpeza” y debilidad que han reforzado a Putin, pero que hay que resaltar que si la UE representa el 25,9 por ciento del PIB mundial y Rusia el 2,4 por ciento, algunos medios occidentales se preguntan: ¿Cómo iba a ser posible que la UE, siendo la primera economía del mundo, con 501 millones de habitantes, fuera más débil que una Rusia cuyo PIB es 11 veces inferior al nuestro, con una población de 142 millones de habitantes que es tres veces y media menor, y cuyo gasto en defensa es una cuarta parte del nuestro?

Vladimir Putin no es que quiera reconstruir la URSS, lo que quiere es recuperar la Eurasia, es decir, la unión económica creada en 2000, para reagrupar a las ex repúblicas soviéticas, la llamada Comunidad Económica Eurasiática (CEE). Putin tiene mucho interés en convertir a su país en una potencia Eurasiática, sobre todo cuando contempla el declive de Europa y ve la emergencia del continente asiático, donde China es uno de sus principales clientes, mientras esperan las Coreas, Japón, India, Vietnam, entre otros.

Rusia busca nuevos mercados para sus enormes recursos naturales y China, las dos Coreas y Japón son sus favoritos. Asia, que en 1914 representaba poco menos del 25 por ciento del PIB mundial, suma hoy el 60 por ciento y Rusia no quiere desprenderse del continente, sigue con sus relaciones e inversiones comerciales en Corea del Norte, el primer país en reconocer la independencia de Ucrania, junto a Venezuela y Siria. Además, la cooperación entre las dos Coreas en el marco del proyecto gasístico ruso es un proyecto que sacaría a Corea del Norte de su aislamiento internacional y que contribuiría a impulsar las negociaciones entre compañías energéticas.

Moscú espera que el suministro de gas ruso a Corea del Sur comience en 2017, pero es necesario tender una tubería de unos mil kilómetros, de los que setecientos pasarían por Corea del Norte, es decir, un trabajo que tendrían que hacer Rusia y Gazprom y a cambio el régimen norcoreano recibiría varios miles de millones de metros cúbicos de gas gratis o a un precio subsidiado gasístico, a lo que realmente no puede negarse, sobre todo cuando sus ingresos por la venta de tecnología de misiles y material nuclear ha descendido, y Pyongyang tiene que conseguir dinero como sea y el gas es un buen medio.

Corea del Sur es el segundo mayor consumidor de Gas Natural Licuado (GNL) por detrás de Japón, con 40 millones de toneladas (cerca de 56.000 millones de metros cúbicos), señaló la Unión de Productores de Petróleo y Gas de Rusia, que agregó que a principios de 2000 se ideó un proyecto para construir un gasoducto hasta Corea del Sur a través de China, pero no se llevó a cabo.

En definitiva, la globalización económica del siglo XXI no puede resucitar la “guerra fría”, la cual aún perdura en la dividida Península coreana, ya que la interdependencia económica mundial puede verse dañada por esta crisis de Ucrania.

Santiago Castillo, periodista, escritor, experto en asuntos del Nordeste asiático

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

14 de Respuestas

  1. Cristobal dice:

    Puedo mencionar quehe leido este articulo no sin un esfuerzo por disimular la miopia que el autor padece por los acontecimientos desde, Siria y ahora Ucrania, lo que probablemente zcarreara que mi comentario al igual que otros sea borrado. Pero creo que en las ultimas decadas la labor periodistica se ha visto coaccionada para volverse en triunfo propagandistico (O tal vez de tiempo mas atras?) del mejor postor. Haciendo a un lado el sentido objetivo o imparcial que ya no tiene cabida en el ideario de un periodismo del siglo XXI. Pero mi pregunta, tanto al autor como a los demas medios que solapan un clima de tension que si bien ya es descarado y muchos prefieren creer mejor en San Nicolas, que en las pretensiones democraticas de EU o su lacayo la UE, es ¿ Como le hacen para ser lideres de la informacion y volverse propagandistas que se venden al mejor postor sin ni siquiera inmutarse? Bien puedo afirmar esto con un dicho popular que es muy sonado en mi pais “Con dinero baila el perro”. Miles de personas en lo ancho de este mundo abogamos por la abolicion de un sistema arcaico y extremadamente unipolar, donde la potencia hegemonica so pretexto de eternos enemigos o enemigos inventados o lo mas peligroso fabricados por ellos mismos, son el mantenimiento de una beligerancia y un “excepcionalismo” que les permite inmiscuirse como el Juez y verdugo del mundo. En fin, por si llegase a leerse este comentario, solo es una aspiracion de un ciudadano mas del mundo.

    • Francisco Trejo Jiménez dice:

      En primer lugar nos alegramos que lea Asianortheast. En relación a esa miopía que dice sobre Siria o Ucrania no hay ninguna, dado que nuestro análisis no se trata de Siria ni de Ucrania, sino de la repercusión de la crisis de Ucrania en el gas en China. Sobre Siria sólo mencionamos la coincidencia de Rusia y China en el asunto sirio en las resoluciones de la ONU.

      Por otra parte, nuestra labor periodística no se ha visto coaccionada por nada ni por nadie, estando fuera de la coacción que menciona. Desde Asianortheast, no hay nada propagandístico ni dadivoso, tenemos total libertad de escribir lo que queramos o nos propongan nuestros colaboradores, eso sí ajustándote al Nordeste asiático. Creemos modestamente que vamos en una buena dirección con nuestros errores y aciertos. Estamos acuerdo que hay que abolir el sistema arcaico que predomina en muchos sitios.

      Francisco Trejo J. Subdirector Asianortheast

  1. 4 Mayo, 2014

    […] Obama reiteró que este viaje no ha sido para “contrarrestar el poder de China. Nuestro objetivo no es contener a China”, pero es obvio que Washington no está tranquila ante la creciente pujanza militar y económica del “gigante asiático” y sobre todo cuando también contempla el papel de Pekín en la crisis de Ucrania. […]

  2. 25 Mayo, 2014

    […] con el acuerdo sucrito valorado en 400.000 millones de dólares supone que la compañía rusa Gazprom suministrará 38.000 millones cúbicos anuales de gas al “gigante asiático” a partir de 2018 y […]

  3. 25 Mayo, 2014

    […] con el acuerdo sucrito valorado en 400.000 millones de dólares supone que la compañía rusa Gazprom suministrará 38.000 millones cúbicos anuales de gas al “gigante asiático” a partir de 2018 y […]

  4. 30 Mayo, 2014

    […] con el acuerdo sucrito valorado en 400.000 millones de dólares supone que la compañía rusa Gazprom suministrará 38.000 millones cúbicos anuales de gas al “gigante asiático” a partir de 2018 y […]

  5. 30 Mayo, 2014

    […] enorme contrato de suministro de gas ruso a China permitirá al gigante asiático reducir sensiblemente el consumo de carbón que a pesar de […]

  6. 4 Octubre, 2014

    […] de Argentina en los últimos años, mientras gobiernos y empresas estadounidenses y la Unión Europea (UE) han mantenido la cautela en este país sudamericano, pero ¿quién detiene al “gigante […]

  7. 11 Octubre, 2014

    I love your blog

    I have read this article and enjoyed it

  8. 29 Octubre, 2014

    I very much loved your blog

    Just want to say that the article is great.

  9. 29 Octubre, 2014

    I very much loved your blog

    Just want to say that the article is great.

  10. 29 Octubre, 2014

    I very much loved your blog

    Just want to say that the article is great.

  11. 14 Noviembre, 2014

    bankruptcy help for veterans

    bankruptcy budget worksheet

  12. 14 Noviembre, 2014

    bankruptcy edmo

    bankruptcy attorney tri cities wa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *