Japón presenta en Madrid su “robot foca” que ofrece compañía

Foca terapéutica Nuka
Foca terapéutica Nuka
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. La capital española será hasta el 31 de enero sede mundial de la robótica con la celebración de la Global Robot Expo, la mayor exposición sobre tecnologías robóticas con la presencia de los mejores expertos del mundo, donde Japón presenta su foca “Nuka”, un robot para compañía y el “traje de músculo”, un robot que ayuda  a las personas con discapacidad.

La foca “Nuka” es un robot con forma de peluche, ofrece compañía y asistencia a personas con necesidades especiales, entre ellas dependientes, personas con autismo o mayores y puede sustituir las terapias con animales, ya que está diseñado para interactuar con el ser humano y con un precio de unos 6.000 euros.

Según su creador, el japonés Takanori Shibata, puede llegar a “sustituir a los psicotrópicos” en terapias destinadas a personas con depresión, ya que “puede estimular el cerebro humano” y, además, “no tiene efectos secundarios” y añade que “es muy conveniente para las terapias afectivas”.

Shibata explica en la capital española que escogió una foca porque se trata de un animal que “podía ser aceptado por todo el mundo”, ya que mientras que siempre existen personas a las que no les gustan los perros o los gatos, esto no suele darse con estos mamíferos” y matizó que “buscaba un animal con el que alguien se pudiera sentar en el sofá a interactuar, pues está ideado para acompañar a personas con necesidades especiales”.

Otra novedad importante en este evento robótico de Madrid es el otro robot que ha traído a España la Embajada de Japón como es el “traje de músculo”, un exoesqueleto que funciona con una bomba de aire comprimido y que ayuda a las personas a erguirse cuando levantan un gran peso y está ideado, como destaca su creador, Hiroshi Kobayashi, para que los asistentes de las personas con discapacidad puedan mover a la persona sin hacerse daño en la espalda.

El gobierno japonés va a subvencionar con unos 20.000 euros a los centros de asistencia y hospitales, cuyo robot cuesta en torno a 4.500 euros, pero lo que está claro que las nuevas necesidades de la sociedad están produciendo las funcionalidades sociales por parte de los robots como ayudantes, acompañantes, para labores de entretenimiento e incluso para estimular a personas con problemas cognitivos, entre otras necesidades.

De esta forma, Japón será la protagonista con su stand de la Global Robot Expo, en el  Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, de Madrid, con sus dos robots ideados para facilitar la vida a personas con discapacidad o con necesidades especiales.

Una feria robótica internacional, en la que participan algunos de los mayores expertos mundiales en esta tecnología, además de los citados los japoneses Takanori Shibata y Hiroshi Kobayashi,  pero donde también se desarrollarán actividades en relación al mundo empresarial, intelectual y de conocimientos del mundo de la robótica como ejes esenciales, con más 40 conferencias previstas y distintos canales de TV para todo el mundo.

No hay que olvidar que la sociedad cada vez es más envejecida y la soledad tampoco queda al margen, y las dificultades en torno a la prestación de ayudas se incrementan, pero el robot va ganando enteros, incluso ahora en el 80 por ciento de los municipios de Dinamarca han comprado ejemplares de PARO (Personal Robot) para trabajar con él en centros asistenciales, ya que este robot, aporta afecto a quienes más puede agradecerlo.

Por otra parte, en cuanto a España, el catedrático de Robótica, de la Universidad Carlos III, de Madrid, Miguel Ángel Salichs, coordinador de la Plataforma Tecnológica Española de Robótica “Hisparob”, mantiene que el objetivo es potenciar esta disciplina en España, y ha valorado el potencial de esta tecnología en una era digital como la actual imparable conexión de las máquinas a internet y de progresiva proliferación de sensores cada vez más baratos.

Para Salichs, “los avances son muy sorprendentes, aunque queda mucho por hacer porque todavía existen limitaciones en cuanto a la interacción de los robots con el mundo físico dado que no perciben el mundo como los humanos”.

La robótica asistencial fuera del entorno cerrado de la industria y dirigida a interactuar con personas, por ejemplo, con ancianos o niños enfermos en hospitales para entretenerlos está en pleno auge y España es puntera con varios grupos de investigación y desarrollo del más alto nivel en esa área, sostiene el profesor Salichs.

Lo que está claro que el mundo del robot avanza de una forma brutal y cada vez está sustituyendo más al ser humano, pero que sea bueno o malo o que nos provoque miedo de sólo pensar que con el tiempo los humanos acabaremos siendo innecesarios empieza ya a rondar en nuestras cabezas o incluso a exigirnos una preparación que no tiene límite para nuestra propia supervivencia, sobre todo cuando vemos como en Japón los robots y los sistemas de inteligencia artificial podrán desempeñar la mitad de los empleos disponibles en el país en 2030.

Japón, que es líder mundial en manufactura y consumo de robots, ofrece en Madrid todas las novedades más innovadoras en esta importante feria robótica mundial que se celebra en la capital española y sin olvidar que sea por la razón que sea, aproximadamente la mitad de los robots del mundo son hechos y usados en Japón, así como la mitad de los ingenieros robóticos también son japoneses, salidos de las 150 facultades que dictan cursos especializados y de las que salen cada año 3.000 profesionales.

Por su parte, el Embajador de Japón en España, Kazuhiko Koshikawa, ha resaltado el Plan Estatal de Japón sobre robótica asistencial y terapéutica, así como las posibilidades de colaboración bilateral en este área.

En definitiva, el mundo va muy rápido, los adelantos son progresivos y Japón una vez más se pone en la vanguardia mundial con sus nuevos mecanismos de desarrollo que agradecerán con sus nuevos robots que seamos parte de ellos, aunque ahora lo que se trata es convivir con ellos, los cuales, gracias a los avances tecnológicos, se están volviendo mucho más simpáticos y humanos.

De hecho, en octubre de 2014, Toshiba presentó un nuevo prototipo de “robot social”, con aspecto humano y  capaz de expresarse en el lenguaje de signos, un robot que puede mostrar expresiones faciales, y va dirigido especialmente a la asistencia de personas mayores, además puede parpadear, sonreír y  mover brazos y manos para comunicarse por señas.

En suma, el campo es ilimitado, y Japón sigue apostando por la robótica. De hecho, ya se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de celebrar en 2020  unos Juegos Olímpicos en los que los robots compitan mostrando sus  habilidades técnicas. Como los humanos.

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *