El fútbol chino incrementa la inversión en importar talento

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. La Superliga de fútbol china, que inició a principios de mes su decimoséptima edición, se encuentra en boca de todo el mundo, y no precisamente por la calidad denotada por los clubes que integran el campeonato sino por los mediáticos fichajes efectuados a golpe de talonario, con una inversión superior a 400 millones de euros.

Durante los últimos años, son habituales los rumores que relacionan el nombre de alguna estrella del fútbol europeo con tentadoras ofertas de los equipos del gigante asiático. Es el caso del inglés Wayne Rooney (Manchester United), el hispano-brasileño Diego Costa (Chelsea) e incluso el último ganador del Balón de Oro, el portugués Cristiano Ronaldo, al que le fue ofrecido un salario de 100 millones de euros por temporada y el triple al Real Madrid por su traspaso.

China ha comenzado a visualizar el espectáculo que más triunfa en nuestro continente no como un deporte, sino como un negocio más a explotar. A diferencia de la campaña anterior, donde se invirtieron 335 millones de euros, los 16 participantes de la Superliga han destinado 407 millones en estos dos últimos meses de mercado invernal, por los 262 millones de la Premier League inglesa, con 20 equipos.

Esta cuestión se apoya más en expectativas que en fundamentos, básicamente porque la potencia asiática no posee una arraigada cultura futbolística. Es difícil encontrar a jóvenes con un balón en los pies, y más teniendo en cuenta la escasez de infraestructuras de este tipo a pesar de la creciente afición y la gran tasa demográfica del país.

El presidente chino, Xi Jinping, inició en 2016 un plan de diez años para convertir a su país en una de las potencias más destacadas en este deporte, con el objetivo de crear 50.000 escuelas y formar a cerca de 50 millones de jugadores para contribuir de manera significativa al PIB nacional.

Un ejemplo es el deseo de ver a la selección china -situada en el puesto 93 de la FIFA- levantar el título de campeón del mundo el próximo año en Rusia, por lo que ha convencido personalmente al ex madridista David Beckham para que ocupe el cargo de asistente técnico de la federación de fútbol.

A raíz de esta tendencia, los grandes grupos empresariales han iniciado masivas inversiones dentro y fuera del territorio. Es el caso del grupo Wanda -cuenta con el 20 por ciento de las acciones del Atlético de Madrid-, de la cadena de productos electrónicos Suning -propietario del Inter de Milán y del Jiangsu- o Alibaba.

La pugna por los derechos televisivos de la Superliga de China no se ha quedado corta. Hace dos años se adjudicaban por 10 millones de euros, mientras que esta temporada han ascendido a cuotas de 186 millones de euros. China Media Capital ha firmado un contrato por cinco temporadas de la liga valorado en 1.150 millones de euros.

Aunque se han llevado a cabo notables inversiones y los golpes de talonario se han convertido en el principal reclamo de la Superliga, al gigante asiático le cuesta despegar en un espectáculo que aún no triunfa entre las masas. Ya era una realidad que ningún estadio de la competición lograba llenar sus aforos, y en esta nueva edición del torneo la tendencia se mantiene.

Ni siquiera la incorporación de personalidades relevantes en esta actividad ha servido para consolidar el fútbol entre las masas. Desde 2015 se han aterrizado a China futbolistas de la talla de Oscar -70 millones al Chelsea-, Alex Teixeira -50 millones de euros al Shakthar Donetsk-, Jackson Martínez -40 millones al Atlético de Madrid-, Ramires -30 millones de euros al Chelsea-, Alexander Pato -18 millones de euros al Villareal- o Carlos Tévez -10,5 millones de euros al Boca Juniors-.

El Guangzhou Evergrande, dirigido por el brasileño Luiz Felipe Scolari, es el favorito para conquistar el trofeo de liga, que ha conseguido consecutivamente desde 2011.

Angel Carreño Arias

Angel Carreño Arias

Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *