El presidente de China, Xi Jinping, visita España

Xi Jinping, presidente de China
Xi Jinping, presidente de China

Madrid. El presidente de China, Xi Jinping, llega a España esta próxima semana (28 de noviembre) para intensificar los vínculos comerciales y resaltar el 45 aniversario de las relaciones diplomáticas entre los dos países, una visita que será la primera desde la de su antecesor, Hu Jintao, en 2005, y como devolución de la que hizo a Pekín en 2017, el entonces el jefe de Gobierno, Mariano Rajoy.

Xi, que llega a España por invitación del rey Felipe VI, ya estuvo brevemente en el país en noviembre de 2016, cuando realizó una escala de menos de 24 horas en Gran Canaria durante la cual mantuvo una reunión con la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La visita de Xi viene precedida de un viaje que realizó el pasado mayo el consejero de Estado y ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi y en esa ocasión, Wang fue el primer ministro de Exteriores chino que viajaba a España en 10 años y fue recibido por el Rey, por el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y por el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis.

Según Asuntos Exteriores, unas 600 empresas españolas están implantadas en China, en su mayoría pequeñas sociedades aunque también multinacionales como Inditex (textil), Telefónica, Técnicas Reunidas (ingeniería petrolera) o los bancos Santander, BBVA y la Caixa.

Además, las compañías chinas muestran cada vez más interés por España, y se citan al grupo Huawei (tecnología) o JSTI (ingeniería), entre otras.

Según Cátedra China, la visita también servirá para reforzar la colaboración china con la Unión Europea (UE) siendo sus principales datos de los últimos años en los intercambios entre España y China:

La exportación española ha crecido de 1.600 millones de dólares, en 2005 a  6.200 en 2017, un 24 por ciento más que el año 2016.

Son más de 15.000 las empresas que exportan a China y más de 600 las implantadas en territorio chino y es China el mayor importador mundial, queda aún un campo inmenso para nuestros productos, tecnología y servicios hacia el futuro, dice Cátedra.

Luego la inversión China en España subió de 610 millones de euros en 2014 a 1.700 en 2016 y se ha triplicado en tres años y la compra de deuda soberana española por parte china supera los 40.000 millones de euros.

Por otro lado, de los 1.200 universitarios chinos en España en 2007 se ha pasado a 10.000 en 2016, más de la tercera parte en masters y doctorados, es decir, el 73 por ciento viene por la importancia del español, un atractivo que puede mover a muchos más, o sea, son 1.300.000 los universitarios chinos que estudian fuera de su país.

Más de 30 Universidades españolas tienen acuerdos con Universidades chinas; en 180 Universidades chinas hay Facultad de español, con un crecimiento potencial inmenso, ya que en China hay más de 3.000 Universidades con 42 millones de estudiantes, dice Cátedra.

El idioma español en China es el segundo idioma más hablado del mundo con más de 550 millones de personas, tras el chino mandarín, así como el segundo idioma en comunicación internacional.

El español se ha incluido en el sistema público chino de enseñanza secundaria, como segunda lengua, a nivel nacional, lo que permite el acceso al español a 25 millones de estudiantes y el  Instituto  Cervantes de Pekín cuenta con 7.000 matriculados en 2017, un 35 por ciento más que en el año anterior, pero el hándicap es que hay escasez de profesores nativos de español.

Cátedra China señala que 580.000 turistas chinos visitaron España en 2017,  4 veces más que  en 2012 y sin olvidar que son 140 millones los turistas que han salido de China en 2017

Además, el turista chino es el que más gasta en España, una media de 2.500 euros por viaje, frente a la media de los turistas extranjeros de 890 euros de gasto/viaje y es mayoritariamente un turismo cultural y de compras, más que de sol y playa, con la ventaja  de ser poco estacional. En definitiva, un turismo muy apetecible para la industria, dice Cátedra.

En cuanto a tecnología es mucho lo que puede aportar España en técnicas de agricultura intensiva, energías renovables, instalaciones industriales.

Por otra parte, en opinión de Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China, tras 10 años, la alianza estratégica entre Madrid y Pekín debe mejorar por el cambio de estatus de ambos países en el mundo y agrega que la más reciente crisis en España se saldó con un afianzamiento singular de las relaciones con China.

Lo certifican los datos en el orden económico, con cifras históricas, pero igualmente en otros ámbitos sensibles como la tenencia de deuda, pero en los últimos años aumentó sustancialmente el intercambio comercial, la inversión china, el turismo chino, las relaciones culturales y educativas en su conjunto, incluyendo la presencia de estudiantes chinos en España, entre otros, resalta Xulio Ríos.

En definitiva, una visita que puede ser importante para España, donde el presidente chino buscará en Madrid mejorar su cooperación bilateral con encuentros con el Rey Felipe VI y el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y aprovechará su viaje para fortalecer la alianza con la Unión Europea (UE) en asuntos internacionales, en un Foro China-UE que aboga por hacer frente común al nuevo proteccionismo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar