El mono, el nuevo año chino

Madrid.  China empieza a vivir ya el Nuevo Año, el  Mono, con todas las estaciones de tren y autobús y aeropuertos hasta los topes, donde al menos al igual que años anteriores unos 400 millones de chinos viajarán a sus casas, y con casi 3.000 millones de desplazamientos, durante un mes, que convierte al país en la mayor migración del año, la única época en que pueden verse con sus familiares.

Todos los años, el Año Nuevo se convierte en el periodo de vacaciones más largo que tienen los chinos y todos quieren disfrutarlo en familia, aunque para ello tengan que pasar más de 20 horas encerrados en un tren, donde el ferrocarril superará los ocho millones de pasajeros del pasado año, que dice adiós a la Cabra.

El Año Nuevo siempre es el momento más idóneo para recrearse en el ideal chino de armonía, armonía que debe darse entre hombre y naturaleza, entre las familias y en la sociedad, la cual se ve enriquecida por una enorme serie de actividades que estarán presentes hasta el 28 de febrero.

Hay que resaltar que una de las particularidades que quizás distingan al Año Nuevo Chino con otras festividades occidentales es la íntima relación que existe entre esta fiesta y la naturaleza, de hecho simboliza la llegada del momento más bello del año, de la renovación y la aparición de nueva vida, y lleva implícita la fusión entre hombre y naturaleza que la tradición china preconiza desde tiempos inmemoriales

Pero el mundo celebra cada vez más esta importante efemérides con un fuerte componente tradicional y familiar, una fiesta que también está en la calle, no sólo en China sino en los cuatro puntos cardinales del mundo, exista o no un “Chinatown” delimitado y en importantes ciudades como Londres, París, Ámsterdam o Madrid, en Europa, además de Perú o Argentina, sin olvidar Nueva York, cuyas capitales se suman a este festival de primavera, que es por derecho propio una de las principales fiestas del planeta.

Los chinos como viene siendo habitual, durante varias semanas se suceden millones de visitas con comidas familiares, donde la casa y la familia tienen una consideración especial en estos días, toda una filosofía para afrontar un año nuevo y con la esperanza de un año mejor.

En suma, es como la Navidad para los occidentales, dado que el Año Nuevo es el mayor festival de China.

Además, la Fiesta de las Linternas o de los Faroles no falta, así como la idea de transmitir de que todo será mejor, de ahí que para recibir al Año Nuevo como se merece, y asegurarse de que se portará bien, la gente limpia sus casas con escobas viejas, que luego se tiran a la basura y cuelgan carteles rojos con versos poéticos en sus puertas, decoran con cuadros del Año Nuevo Chino en las paredes y faroles rojos.

Al mismo tiempo, los fuegos artificiales y los petardos forman parte del Nuevo Año con la esperanza de alejar la mala suerte y atraer la prosperidad, en la que los niños reciben dinero de sus familiares, y es tradición cerrar las tareas pendientes de cara al Año Nuevo, por lo que es importante pagar las deudas.

Una vez más el Festival de Primavera, o Año Nuevo Lunar, que cae el 8 de febrero este año, es la mayor fiesta pública de China y todos quieren homenajear el rey Mono, un poderoso exterminador de demonios en la novela clásica «Viaje al Oeste».

Para los estudiosos, el Año del Mono en el calendario zodiacal de 12 años de China, pudo  originarse de la adoración prehistórica de los primates, que data de mucho antes de la aparición del guerrero mono en la novela de la Dinastía Ming (1368-1644), la cual transformó la imagen local de un dios terrible en un exterminador de demonios y protector de la gente, según el experto en asuntos religiosos de Fuzhou, Li Linzhou, que añade que lo que “valoramos nosotros los creyentes jóvenes no son las historias folclóricas vacías, sino el orgullo del rey Mono y su espíritu de nunca darse por vencido».

Los doce signos del zodíaco chino tienen una energía inamovible que se complementa con la energía universal que cambia cada año y este año es un año de fuego yang: el fuego del sol, el fuego del incendio y por eso, aunque el Mono es siempre de metal yang, a este año le decimos Mono de Fuego, el único signo que se considera dual para el taoísmo, y se estima que es de buena suerte nacer bajo su dominio.

En definitiva, llega el año del Mono de fuego y viene a enseñarnos a ser más humanos, donde la entelequia, la empatía y el libre albedrío son las herramientas que necesitamos para lograrlo y los resultados son amor, inteligencia y paciencia, tres virtudes que se aprenden por medio de la experiencia y a partir del 8 de febrero de 2016 (4714 en el calendario chino) comienza un nuevo año, el Mono, que despide a la Cabra, dentro del calendario lunar se organiza en ciclos de doce años y cada uno corresponde a un animal diferente con sus peculiaridades.

En cuanto a España, al menos unos 300.000 residentes chinos su Año Nuevo con distintas  clases de actos, ferias y actividades, que durante más quince días homenajearán al Mono, que se verá arropado con una gran fiesta en su honor y con un intenso programa cultural.

La Feria Tradicional China de la conocida madrileña Plaza de España tendrá lugar los días 20 y 21 de febrero y ofrecerá muestras de costumbres y habilidades chinas como la caligrafía, la pintura o los juegos tradicionales y contará con un gran escenario para espectáculos como el que se celebrará con 40 artistas venidos de China con una representación de baile y canción tradicional con números destacados de las óperas Nadie duerma y Cambia cara y un concierto de erhu o violín chino.

Madrid tendrá la ocasión de ver a tres chefs venidos directamente desde Pekín para elaborar un menú festivo en el restaurante del Hotel Westin Palace, que estará disponible desde el 8 de febrero al 6 de marzo», mientras otros 14 restaurantes chinos de la Comunidad de Madrid ofrecerán sus propios menús del Año Nuevo chino a precios asequibles, con diferentes estilos culinarios que representan varias regiones del país asiático.

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar