El lanzamiento de un misil no solucionaría el problema nuclear de Corea del Norte

Madrid. Pese al reciente fracaso de la cumbre de Hanói entre Donald Trump y Kim Jong-un, la pacificación de la península coreana no se va a detener teniendo en cuentas las graves consecuencias que ello supondría, además tampoco Pyongyang, de momento, va a lanzar un nuevo misil que traería una tensión innecesaria que no resuelve el problema nuclear norcoreano.

La comunidad internacional apuesta por seguir el diálogo entre Corea del Norte y EEUU, un diálogo en el que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, va a intensificar sus esfuerzos para que el fracaso de Hanói no sea permanente y lograr la paz definitiva en la península coreana.

El fin del mundo no se va a producir por este fracaso de la cumbre vietnamita, pero realmente si se da marcha atrás en todo lo andado hasta ahora con la sorprendente nueva política de Kim Jong-un un nuevo  escenario político acarrearía una realidad que sólo añoran los “halcones” de la Administración republicana de la Casa Blanca, entre ellos John Bolton, asesor de Seguridad Nacional.

Corea del Norte conoce las dificultades de mantener su programa nuclear, cuyo desmantelamiento necesita de unos diez años, entonces habrá que trabajar en esta dirección para calmar los ánimos y originar la confianza adecuada a un régimen como el norcoreano que Moon Jae-in conoce muy bien.

De momento, el Ejército surcoreano, en colaboración con EEUU, vigila las actividades en instalaciones de misiles, entre ellas, las detectadas en los pasados días en la estación de lanzamiento de Sohae (noreste del país).

El fracaso de Hanói a quienes más ha perjudicado han sido a las dos Coreas, donde, por un lado, Corea del Norte frena sus perspectivas de renovación económica a lo vietnamita, lanzándola a políticas nucleares que pondría en peligro la continuidad del diálogo y, por otro, a Corea del Sur, cuyo presidente Moon sigue empeñado en logra la paz definitiva.

China ha sido, es y seguirá siendo un factor importante, dado que Pekín se juega mucho en la estabilidad de la península coreana, de ahí, pese al fracaso de Hanói, siga valorando como expectativas razonables las conversaciones sobre la desnuclearización de Corea del Norte, pero además la Cancillería china recalca que el problema en la península de Corea es algo que no se puede resolver en una noche, un claro aviso a los que piensan que la solución se resuelve en dos reuniones históricas.

La idea de EEUU de que se puede lograr la “desnuclearización completa y verificable” de Corea del Norte antes de que concluya en enero de 2021, fecha del mandato del presidente estadounidense, Donald Trump, es una quimera, dado que Pyongyang no va a ceder en nada mientras no tenga la seguridad que reclama y vea síntomas sobre el levantamiento de las sanciones, y sin olvidar que el proceso de desnuclearización necesita más tiempo.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, quien se encuentra esta semana en un viaje por tres países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), Brunéi, Malasia y Camboya, ya prepara para este año una cumbre especial con los jefes de Estado de naciones de ese organismo y aprovechará la cita, en Seúl, para empujar al máximo el diálogo entre las Coreas y EEUU.

Corea del Sur no quiere que este fracaso de Hanói merme cualquier otra iniciativa o todo se quede estancado, de ahí su interés en seguir profundizando en las relaciones intercoreanas y ayudar al avance de las negociaciones nucleares estancadas entre Pyongyang y Washington y ofrecer la ayuda necesario a Corea del Norte, tal como recalcó recientemente el propio Ministerio de Unificación surcoreano.

Corea del Sur no va a desaprovechar el cambio histórico que se ha producido en la política de Corea del Norte y buscará activar los proyectos intercoreanos en la cooperación económica entre ambas partes, entre las que destaca reabrir un complejo industrial, situado en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, y un programa turístico a la montaña Kumgang, en la costa oriental de Corea del Norte.

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *