El foro del APEC certifica el dominio de China

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. Pekín se convierte durante dos días (10 y 11 de noviembre) en la capital más importante del mundo con la celebración del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que además de los 21 países que lo conforman, la presencia de Barack Obama y la de Shinzo Abe, entre otros dignatarios, harán de esta cumbre un foco referencial que certifica el cada vez mayor dominio de China en el mundo.

China en diez años su tamaño económico será el doble que el de EEUU y esto supone que Washington tendrá negociar con Pekín muchas cosas. Las relaciones entre China y Estados Unidos, como dice John Kerry, secretario de Estado, son las “más relevantes en el mundo actual, que determinarán la forma del siglo XXI”.

China con cuatro billones de dólares en reservas de divisas sigue siendo el principal actor de todo lo que ocurre en la economía mundial y este Foro del APEC lo que único que va a suceder es marcar la propia hegemonía del “gigante asiático”.

Estados Unidos no va a manifestarse en uno u otro sentido durante la presencia de Barack Obama en Pekín con motivo de la cumbre del APEC en relación a los conflictos marítimos de China con países vecinos como Japón, Vietnam o Filipinas, pero si hay tiempo le hará ver “cierta preocupación” por los problemas que generan las disputas marítimas.

Obama y Xi Jinping revisarán una amplia agenda sabiendo el presidente estadounidense que China va imparable en su dominio en el siglo XXI, e incluso asuntos como los de ciberseguridad será tratados en su caso con cautela.

La presencia del primer ministro japonés, Shinzo Abe, cuyo encuentro con Xi se daba por hecho, contribuirá al mismo tiempo para rebajar tensiones en relación a las disputas territoriales entre los países. E incluso también será un buen momento para acercar posturas entre Taipei y Pekín.

Pekín y los 21 países (incluidos EEUU, China, Japón y Rusia) que configuran el APEC, que representan el 40 por ciento de la población mundial  y el 60 por ciento del PIB del mundo, marcarán la nueva dinámica de las relaciones internacionales, cuyo organismo tratará de seguir siendo el motor del crecimiento mundial. China sigue siendo la protagonista principal con sus defectos y aciertos.

Los temas son muchos pero tanto Obama como Xi Jinping desean no crearse más tensiones. Pekín muestra una aparente superioridad en la región y de sus buenas relaciones con EEUU, pero Washington sabe que China superará a Estados Unidos como primera potencia a medio o largo plazo, además los republicanos que acaban de ganar las elecciones al Congreso estadounidenses sólo quieren recuperar la Casa Blanca para evitar que China les siga pisando cada vez más los talones.

Pero en más de una ocasión Obama ya ha reafirmado el compromiso de EEUU de desarrollar “un nuevo modelo de relaciones con China que se base en una cooperación cada vez más pragmática y en el manejo constructivo de las diferencias”.

Obama tratará en Pekín, entre otros objetivos, de llegar a acuerdos con países del Pacífico durante su encuentro del APEC para cerrar el Acuerdo de Libre Comercio Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), sobre todo cuando China ha impulsado el nacimiento de una nueva entidad financiera como ha sido el Banco de Inversión e Infraestructuras de Asia (AIIB) y en especial de reforzar los lazos con Asia.

El presidente Xi poco antes del comienzo del foro del APEC señaló que la continuación del crecimiento chino traerá “enormes oportunidades” al conjunto de la región de Asia-Pacífico y al resto del mundo con “oportunidades empresariales duraderas y sin límite”.

Y aún sin entrar en grandes debates y previo al foro del APEC, Rusia y China han firmado en Pekín importantes acuerdos como el de suministro de gas a través de la llamada ruta occidental, que completaría el histórico acuerdo logrado por ambos países el pasado 21 de mayo por 400.000 millones de euros para que Moscú entregue 38.000 millones de metros cúbicos de gas a China anualmente, lo que demuestra la vital colaboración energética y comercial que afianza el buen momento de las relaciones entre rusos y chinos y en especial entre sus presidentes, Vladímir Putin, y Xi Jinping, respectivamente.

Santiago Castillo, periodista, escritor, director de Asianortheast y experto en la zona

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

1 Respuesta

  1. 17 Noviembre, 2014

    […] Las recientes cumbres de la APEC y ASEAN, celebradas en Pekín y en Naypiydaw (Birmania, actual Myanmar), respectivamente, han […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *