Corea del Sur busca la renovación en medio de la hostilidad

Manifestantes pidiendo la renuncia de la presidenta
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. La destitución por corrupción de la presidenta Park Geun-hye, la primera mujer que ocupaba el cargo en la historia de Corea del Sur, llama a la participación de la población surcoreana en las elecciones presidenciales del 9 de mayo, entre el incremento de la tensión con Corea del Norte y la oposición a la instalación del sistema antimisiles THAAD.

Las esperanzas surgidas tras la elección de Park en 2012 y el inicio de su mandato en 2013 se evaporaron de manera definitiva con el estallido del asunto de tráfico de influencias que la apartó del cargo en marzo, después de las movilizaciones de rechazo en las calles de Seúl y la suspensión provisional de su puesto por la mayoría del Parlamento en diciembre.

La ex-presidenta, en prisión preventiva, está siendo investigada por presunto trato de favor en el caso ‘’Rasputina’’, en mención a su amiga Choi Soon-sil, quien liderase una red de fraude, extorsión y revelación de secretos de Estado destapada en octubre.

El descrédito de las medidas de regeneración y la lucha contra la corrupción, además de la participación de la mujer en el más alto nivel de la vida política del país, pues solo la izquierdista Sim Sang-jung, del Partido para la Justicia, parte en la lista de principales candidatos de cara a la nueva cita con las urnas.

Las encuestas otorgan el papel de favorito al aspirante Moon Jae-in (progresista), del Partido Democrático, que lograría en torno al 40 por ciento del voto en el escrutinio, por delante de Ahn Cheol-soo (centro), del Partido Popular, y Hong Jun-pyo (conservador), del gobernante Partido de Libertad Surcoreana, antes conocido como Saenuri.

El nuevo presidente tendrá que hacer frente al conflicto con Corea del Norte a través de la mediación de Washington, la nueva política exterior de Estados Unidos y las consecuencias de la instalación de sistemas defensivos en territorio surcoreano.

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró estar dispuesto a reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, a pesar del cruce de acusaciones tras las operaciones del submarino nuclear Michigan y el portaaviones Carl Vinson en la zona, y las tres pruebas de lanzamiento de misiles balísticos realizadas por Corea del Norte durante el pasado mes.

Trump ha reservado por ahora la amenaza de ruptura del tratado bilateral con Corea del Sur y el incremento en el gasto militar que reclamó a los países aliados a lo largo de la campaña electoral que condujo al empresario neoyorquino a la Casa Blanca.

La crisis desencadenada por el despliegue del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés), diseñado por EEUU para contrarrestar un futurible ataque norcoreano en Corea del Sur, ha provocado las críticas de China, que ve en el aparato antimisiles un medio de espionaje e intensificador de la hostilidad en el nordeste asiático.

La oposición del ‘’gigante asiático’’ a su despliegue provocará a Corea del Sur la pérdida de 75.000 millones de dólares en 2017, con un mayor impacto en el sector turístico al limitar China la oferta de viajes a territorio surcoreano, señala un estudio del Instituto de Investigación Hyundai que recoge la agencia Yonhap.

La instalación del THAAD ha generado la protesta de activistas frente a la Embajada de EEUU en Seúl, al igual que en el entorno de la ciudad de Seongju, donde el Ministerio de Defensa surcoreano apuntó que se ha llevado a cabo su ubicación. Un factor que puede influir en la votación.

Los comicios, que se celebrarán el próximo martes, declarado día festivo en el país, posibilitarán el voto de 42 millones de personas, entre los que se encuentran alrededor de 300.000 residentes en el exterior, según el censo electoral publicado por el Gobierno a finales de abril.

Sergio Perea Martínez

Sergio Perea Martínez

Estudiante de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *