Corea del Norte, tras su tercera prueba nuclear, anuncia más ensayos y amenazas

Madrid. El régimen de Kim Jong-un sigue empeñado en acaparar la atención mundial con sus amenazas y nuevas pruebas nucleares tras realizar la tercera el miércoles (12 de febrero) y anunciar más ensayos con medidas más duras contra Estados Unidos y con un firme desafío a la comunidad internacional.
Corea del Norte realiza su tercera prueba nuclear
“La aplicación de medidas más duras serán en función de la propia opción que decida EEUU”, señalala Agencia Central de Noticias Norcoreana (KCNA), pero el “brillante comandante” Kim Jong-un, aún sin cumplir los 30 años, quiere aprovechar todos los espacios posibles para ser desde el punto de vista mediático invencible, lo que parece que está logrando ante la perplejidad del mundo que no entiende el inmenso gasto que invierte en su desarrollo nuclear cuando la hambruna afecta a unos seis de los 24 millones de norcoreanos.El actual presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, quien aplicó una política de “mano dura” a Pyongyang, deja su cargo el 25 de febrero, mientras la nueva presidenta surcoreana, Park Geun-hye, asumirála Presidencia del país esa misma fecha, y Xi Jinping hará lo mismo en China en marzo próximo, lo que obliga a Kim Jong-un a prepararse ante el nuevo panorama político que se le avecina mostrando firmeza dentro y fuera de Corea del Norte.

Pero el líder norcoreano y su régimen supieron hacer su tercera prueba nuclear (las dos anteriores en 2006 y 2009 fueron un fracaso) coincidiendo con el discurso del Estado dela Unión de Barack Obama y poco antes de los actos conmemorativos por el cumpleaños de Kim Jong-il, padre de Kim Jong-un, fallecido el 17 de diciembre de 2011 para que de esta forma el protagonista sea una vez más el “brillante comandante” y a la vez asentar su posición como máximo líder, aún inmaduro para el aparato militar.

En Corea del Sur son muchos los ciudadanos que ya no sólo están hartos de las peripecias nucleares de Corea del Norte, quienes una gran parte creen que Pyongyang hará en los próximos días más ensayos nucleares, incluso fuentes gubernamentales han considerado este último ensayo como un gran obstáculo para la paz y la estabilidad en la península coreana que no puede pasarse por alto.

Pese a las advertencias de la comunidad internacional, Corea del Norte hizo la tercera y más potente prueba nuclear subterránea de su historia. El régimen comunista confirmó que “la prueba ha sido efectuada con un gran nivel, de forma segura y perfecta por medio de un dispositivo nuclear miniaturizado y más ligero con una fuerza explosiva mayor que anteriormente, sin causar ningún impacto negativo en el entorno ecológico cercano”. Es decir, como dicen los expertos con mayores avances tecnológicos que las anteriores.

Además, fuentes oficiales norcoreanas señalan que la prueba nuclear está dirigida a hacer frente a la “intolerable” hostilidad de Estados Unidos, que mina “de forma violenta” el derecho soberano y pacífico de Corea del Norte a lanzar satélites.

Ahora, desde el punto de vista técnico, los expertos tendrán que averiguar si Cora del Norte ha utilizado en la detonación parte de sus escasas reservas de plutonio o ha explotado uranio, ya que el uso de este último confirmaría las sospechas de que Pyongyang enriquece en secreto desde hace años uranio para armas nucleares, y abriría una vía al régimen norcoreano para expandir de forma significativa su pequeño arsenal atómico, dicen expertos en asuntos nucleares.

Por su parte, la presidenta electa surcoreana, Park Geun-Hye, advirtió a Corea del Norte de que “elevar su capacidad nuclear con más pruebas atómicas llevará al país al colapso al profundizar en el aislamiento internacional”, mientras Obama dijo que la comunidad internacional “tomará medidas firmes en respuesta a las amenazas nucleares de Corea del Norte y hará lo necesario para impedir que Irán obtenga un arma atómica”.

China, por mediación de su ministro de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, expresó su “fuerte rechazo” al ensayo atómico ante el embajador norcoreano en Pekín y advirtió a Pyongyang de que no debería hacer “nada que pudiera empeorar la situación”, mientras Rusia, que comparte frontera terrestre con Corea del Norte, condenó también el tercer ensayo nuclear norcoreano asegurando que “esta prueba se merece una adecuada reacción de la comunidad internacional”.

De todas formas, la capacidad militar entre EEUU y Corea del Norte es tan enorme que sólo quiméricamente Kim Jong-un y su Ejército (más de un millón de soldados) podrían destruir a Estados Unidos o  como se ha visto en un reciente vídeo en la web oficial en la que Corea del Norte destruye Nueva York con un misil de largo alcance.

Las negociaciones a seis bandas (EEUU, Rusia, China, las dos Coreas y Japón) siguen siendo la única vía para desnuclearizar la península coreana, suspendidas desde 2008, pero que con este nuevo panorama de amenazas y más ensayos nucleares norcoreanos está también empujando cada vez más a Japón, siempre amenazado por los ataques nucleares de Pyongyang, para justificar la modificación de su Constitución de 1947 y así transformar las denominadas Fuerzas de Autodefensa en Ejército.

By Santiago Castillo
Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Desde luego el régimen norcoreano es un peligro para la zona y para todo el planeta.

    • Fernando, gracias por seguir el blog, de momento está acaparando más la atención el asunto coreano, de ahí que tenga más protagonismo, pero no creo que haya guerra alguna pese a la belicosidad de Corea del Norte.
      Gracias
      Santiago Castillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar