Corea del Norte lanza un nuevo misil y provoca “de nuevo” el hartazgo mundial

Hokkaido
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. La prueba de que Corea del Norte va por su cuenta ha sido el nuevo misil, lanzado este viernes (15 de septiembre), al parecer de alcance intermedio, en un nuevo gesto de provocación, cuyo cohete, que alcanzó una altura de 7.000 metros y recorrió 3.700 kilómetros hacia el este, sobrevoló territorio japonés antes de caer en el océano Pacífico, pero que pocos minutos después la comunidad internacional y los países de la zona han reaccionado con un hartazgo que puede traer más consecuencias de las que habitualmente suceden cuando Pyongyang hace estos ensayos.

La sexta prueba nuclear del 3 de septiembre con sus fuertes sanciones por parte de la ONU y de la comunidad internacional no sirven a Corea del Norte para aplazar su programa nuclear y dialogar en las negociaciones a seis bandas, que es la mejor solución, y a la vez donde China y Rusia ven como mejor escenario para al menos momentáneamente poner fin al programa nuclear norcoreano.

Este nuevo misil de alcance intermedio Hwasong-12 sobrevoló la isla nipona de Hokkaido, lo que activó el sistema de alarma a la población nipona, y terminó cayendo a 2.000 kilómetros en el océano Pacífico, pero ha sembrado una alarma inquietante en su población, cansada de los constantes lanzamientos de misiles de Corea del Norte, que sigue con sus ensoñaciones de atacar la isla estadounidense de Guam en el Pacífico.

La situación en la península coreana cada vez se tensa más, pero realmente una “guerra” sigue siendo imposible, aunque las provocaciones son diariamente mayores y peligrosas, hasta tal punto que su vecina Corea del Sur, en respuesta al segundo misil de estas características lanzado por Corea del Norte, realizó un ejercicio militar que incluyó fuego real y la prueba de un misil, cuyo cohete, según fuentes militares surcoreanas, tenía capacidad para alcanzar el aeropuerto de Sunan, de Pyongyang.

Una guerra imposible, constantes provocaciones, conatos de situaciones prebélicas y un escenario bélico en la zona todos los días mientras Corea del Norte no logre que se le reconozca como una nación nuclear o consiga hablar de forma unilateral con Estados Unidos o como último recurso las negociaciones a seis bandas, pero un conflicto militar es la destrucción del régimen norcoreano, la caída de Kim Jong-un y la ubicación de un nuevo “estatuto quo” en la región que no desea nadie, eso sí, tal vez la desaparición del líder, todos, pero China y Rusia por circunstancias obvias no desean que desaparezca el régimen comunista del “juche” de Corea del Norte, que quiere también que no haya maniobras militares conjuntas entre las fuerzas surcoreanas-estadounidenses.

La actitud de Corea del Norte cada vez incomoda más a China y Rusia, que se ven presionadas por Estados Unidos, pero la política de lanzamientos de misiles de Kim Jong-un está creando mucha tensión en la península coreana y echando por los suelos las interesantes propuestas del presidente surcoreano, Moon Jae-inque viene ofreciendo al régimen comunista propuestas políticas y económicas muy favorables para desactivar la actual situación norcoreana, pero aceptarlas daría lugar a un escenario que podría escapársele al “mariscal” Kim.

En definitiva, este nuevo lanzamiento es un misil de alcance intermedio Hwasong-12, el mismo modelo que Corea del Norte disparó por encima de territorio nipón el pasado 29 de agosto y en otro ensayo previo en mayo, cuyo proyectil recorrió unos 3.700 kilómetros antes de precipitarse a las aguas del Pacífico al este de la isla septentrional nipona de Hokkaido, según el  Ejército surcoreano, aunque eso sí el cohete superó la distancia de los otros dos test anteriores con modelos similares y mostró un alcance suficiente para llegar a la isla de Guam, en opinión de expertos.

El misil lanzado este viernes (15 de septiembre) es la primera prueba armamentística desde que el Consejo de Seguridad de la ONU impusiera esta semana a Corea del Norte unas duras sanciones en respuesta a la sexta prueba nuclear del 3 de septiembre pasado, su ensayo nuclear más potente, pero que ha servido para que Pyongyang respondiera con una nueva provocación, que origina una situación en la que ya nadie, ni chinos ni rusos están tranquilos con las veleidades de Kim Jong-un.

Hasta el propio presidente Moon Jae-in reconoce que el diálogo con Corea del Norte es “imposible” y dejó claro que puede “destruirle”, tras el nuevo lanzamiento de un misil, un panorama en la zona en la que sólo está saliendo airoso y beneficiándose el régimen de Kim Jong-un, que sigue “jugando con mucho fuego” pero ante la reiteración de repetir constantemente lo mismo esperemos que el chispazo de tanto fuego no caiga en un objetivo no previsto.

El Ejército surcoreano ha efectuado ejercicios militares con fuego real y maniobras conjuntas con Estados Unidos para demostrar su fuerza, mientras que China y Rusia, los dos mejores aliados de Corea del Norte, han querido enviar un mensaje claro a la comunidad internacional, después de que esta semana los dos países usaran su derecho a veto en la ONU para “suavizar el castigo” con las sanciones contra el régimen norcoreano, pero es obvio que cada vez hay menos argumentos para contemplar una situación que empieza a costar mucho “esfuerzo diplomático para comprenderlo”, pero la solución, si quieren chinos, rusos y estadounidenses, además de surcoreanos y japoneses, se soluciona más pronto que tarde si deciden definitivamente dialogar profundamente sobre el asunto nuclear norcoreano.

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar