China y Corea del Sur se distancian por la política nuclear de Corea del Norte

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Mientras Corea del Norte sigue con sus preparativos para un futuro despliegue del nuevo misil balístico KN-08, China y Corea del Sur empiezan a sufrir las primeras consecuencias de la política nuclear norcoreana ante la inminente instalación del escudo antimisiles estadounidenses THAAD en Corea del Sur que ha supuesto un enfriamiento entre Seúl y Pekín, que sólo favorece a Pyongyang, con una clara oposición de la autoridades chinas a esta nueva militarización que se está produciendo en la zona.

Rusia, que comparte frontera con Corea del Norte, también se opone a este inminente despliegue de los THAAD, pero tanto Moscú como Pekín pueden y deben hacer más para evitar esta nueva carrera armamentística con diversos intereses obligando a Pyongyang parar su política nuclear, donde el que más sale beneficiado es Corea del Norte, al margen de que EEUU justifica ante un hipotético ataque nuclear del régimen comunista su cada vez mayor presencia militar en la región, pese a las quejas de China, donde ambos países lideran la lucha hegemónica en la zona. En definitiva, Corea del Sur que era reacia a la instalación de los THAAD para no molestar a rusos y chinos, ahora todo puede cambiar y las buenas relaciones en todos los campos, en especial con Pekín, se pueden ver perjudicadas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar