China suprime la política del hijo único en su lucha contra el envejecimiento

Tras más de tres décadas en vigor, China ha decidido poner punto y final a la política del hijo único impuesta en el país desde 1980, permitiendo a las parejas del “gigante asiático” concebir hasta dos hijos, en su lucha contra el envejecimiento de la población, que actualmente se sitúa en el 10% de sus habitantes —1.300-1.400 millones en total— con una edad superior a los 65 años, según datos del Banco Mundial (BM), tal como lo ha comunicado el Partido Comunista de China (PCCh) en su nueva reunión del Comité Central en Pekín con motivo del 13º Plan Quinquenal (2016-2020), aunque para su puesta en marcha tendrá que ser aprobada por la Asamblea Nacional el próximo mes de marzo.

Se estima que, desde su aplicación, ha impedido hasta 400 millones de nacimientos e incrementado el desequilibrio entre hombres —34 millones más— y mujeres, así como ha fomentado el abandono y tráfico de bebés o infinidad de abortos, unido a las políticas discriminatorias como la esterilización. Una medida que irá también destinada a fomentar el consumo interno de China, que beneficiará a 100 millones de familias en todo el país, incluso en pocas horas ya se ha difundido que habrá más de un 30% de negocios.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar