China, India y Taiwán protagonistas en la ayuda a Nepal

Madrid.  El reciente terremoto de Nepal,  de 7,8 grados de magnitud, con casi 7.000 muertos, ha resaltado el protagonismo de China, India y Taiwán en su ayuda a uno de los países más pobres del planeta, donde Pekín y Nueva Delhi reaccionaron con rapidez evidenciando la lucha de estos dos naciones por ganarse la mayor influencia posible en el Himalaya, mientras que el Gobierno nepalí negó a Taipéi un equipo de rescate para no crear susceptibilidades al “gigante asiático”.

La postura nepalí fue interpretada por Taiwán como una decisión de no enfrentarse a China, dado que Pekín, aunque ahora las relaciones con la isla son mucho mejores, sigue manteniendo la existencia de una sola “china” y evita cualquier atisbo que pueda relacionarse con su soberanía, de ahí que luego Nepal señalara que sólo aceptaba este tipo de ayuda de los países vecinos.

No obstante, Taiwán donó 300.000 dólares a Nepal para socorrer a los damnificados por el terremoto y enviará equipos médicos y ayuda de emergencia como mantas, agua potable, medicinas, entre otras necesidades, pero ya dentro de un carácter privado, señaló el mismo  Ministerio de Asuntos Exteriores taiwanés.

El terremoto de Nepal, el más fuerte ocurrido en ese país en 80 años, y el peor en la región, una de las zonas con mayor actividad sísmica del planeta, desde que en 2005 otro seísmo ocasionará al menos 84.000 muertos en Cachemira (entre India y Pakistán), ha supuesto que China e India se hayan movilizado con velocidad para no perder influencia en este rincón del mundo, que simboliza la tierra de dioses.

Tanto el primer ministro de India, Narendra Modi, como el presidente de China, Xi Jinping, reaccionaron con velocidad y transmitieron rápidamente su pésame, pero la lucha de influencias en Nepal no es nueva. Por una parte, los vínculos de Nueva Delhi con Nepal son profundos, incluso, en opinión de expertos, han criticado la relación “semicolonial” con India y lo que consideran el constante “expansionismo” de Nueva Delhi y resaltan que una parte de la población nepalí se ha convertido en un “mercado esclavo”, en el que comerciantes indios controlan gran parte de la economía.

Por otra, China, que sabe que India está geográfica, lingüística y culturalmente mucho más cerca de Nepal que de Pekín, no cede en sus afán por influir cada vez más en Nepal, pues ya el pasado año superó a Nueva Delhi como principal inversor extranjero, además los chinos vienen invirtiendo en caminos, plantas generadoras, transporte e infraestructuras y el intercambio entre los dos países sigue aumentando.

Pero qué ocurre, pues realmente  que miles de tibetanos han ido a Nepal en busca de trabajo y Pekín quiere que el gobierno nepalí controle a los activistas tibetanos en su territorio. En realidad, los tibetanos son víctimas invisibles terremoto en Nepal, según varios medios occidentales. Pero si Nepal está  “jugando” con chinos e indios, si es verdad que Nueva Delhi si ve con cierta inquietud la cada vez mayor influencia china.

La ayuda no ha cesado, eso es obvio tanto por China como por India. De hecho el buscador chino Baidu, el más utilizado por los internautas del país asiático, ha lanzado una campaña de recogida de imágenes entre sus usuarios con el objetivo de recrear digitalmente la ciudad de Katmandú y sus tesoros arquitectónicos perdidos tras el terremoto, según explicó el director de comunicación internacional de Baidu, Kaiser Kuo.

India envió rápidamente a Katmandú aviones con fuerzas especializadas en emergencias, médicos, alimentos, medicinas y equipos de rescate, mientras China mandó expertos en rescate con perros adiestrados, equipos médicos, mantas, generadores y carpas.

China, que este año celebra el 60 aniversario de las relaciones diplomáticas con Nepal, valora la importancia del comercio del Tíbet con Nepal que llegó a un millón y medio de euros entre enero y noviembre de 2014, lo que representa alrededor de 90 por ciento del comercio exterior del Tíbet. En suma, Nepal ha sido el mayor socio comercial del Tíbet desde 2006, según fuentes chinas.

Para Michael Hutt, experto en Nepal de la Universidad de Londres, “India ha jugado un papel tan importante en la política de Nepal como los partidos nepaleses”. Los ciudadanos nepaleses siguen integrando el regimiento de los Ghurkas en el Ejército indio. Y la principal fuente de armas del Ejército nepalés es Nueva Delhi.

Además, el hecho de que ambos países tengan una política de fronteras abiertas es crucial para entender que el principal interés indio en Nepal es la seguridad, asegura Prashant Jha, autor del libro “Batallas por una nueva república: una historia contemporánea de Nepal”. Y agrega: “Nueva Delhi necesita un gobierno amigable en Katmandú para evitar que China gane espacio e influencia”.

Al mismo tiempo, está previsto que con dinero chino se construya en Nepal una central hidroeléctrica valorada en unos 1.500 millones de euros y que supondrá poner fin a los  habituales cortes eléctricos que sufren varias zonas del país y también China pretende construir un macro túnel por debajo del Himalaya.

China se plantea construir una vía de tren que una la capital del Tíbet y Nepal y la construcción de esta nueva conexión ferroviaria implicaría un proyecto enorme, ya que supone abrir un túnel a través del Everest, la montaña más alta del mundo. Es decir, el proyecto de conexión entre Nepal y Tíbet repercutiría positivamente en el comercio bilateral, el turismo y la agricultura.

Todo parece indicar, según distintas fuentes, que India es el país que más ha colaborado, de hecho el primer avión militar con ayuda de emergencia llegó pocas horas después del terremoto y desde entonces una docena más han viajado hasta Katmandú, además seis helicópteros ayudan a evaluar los daños en las áreas más remotas, en las que no se puede acceder por tierra debido a los desprendimientos que han cortado las carreteras.

Pero China también ha contribuido de forma significativa con más de 160 efectivos del Ejército de Liberación Popular se han desplazado a la zona en los últimos dos días con especialistas en misiones de estos desastres, que afectaron a China con terremotos recientes y acompañados con perros rastreadores y equipos que ayudarán a detectar la presencia de vida entre los escombros.

Entre otro orden de cosas, hay que reseñar que el Dalai Lama vive en Dharamsala, al norte de India y China viene reforzando la seguridad en áreas tibetanas fronterizas con India y Nepal como medida para bloquear la fuga de los tibetanos después de haber participado en manifestaciones públicas y protestas en los últimos meses.

India quiere tomar el relevo de China, aunque el PIB chino es de diez millones de dólares frente a los dos millones de India, decía recientemente el diario El Mundo, pero sí está claro que India va a una gran velocidad y se convertirá en unos 15 años en el mayor mercado de consumo del mundo.

 

Santiago Castillo, periodista, escritor, director de Asianortheast y experto en la zona

Santiago Castillo

Santiago Castillo

Periodista, escritor, director de AsiaNortheast.com y experto en la zona

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar