China celebra el Nuevo Año del Gallo

2017, el año del gallo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneCompártelo

Madrid. China dice adiós al Año del Mono y se prepara por todo lo alto para dar la bienvenida al Gallo, en un nuevo acontecimiento de reuniones familiares, personas que vuelven a sus ciudades de origen que suponen unos 3.000 millones de viajes en lo que es conocido como la “Fiesta de la Primavera” que comenzó el 13 de enero y finaliza el 21 de febrero.

Este año, la celebración del Gallo ha tenido algunos inconvenientes ya que han surgido grupos contrarios a que se sacrifiquen este animal, que puede suponer al menos la muerte de unos 50.000 millones de aves de esta especie en granjas. Es decir, el pollo es el ingrediente protagonista con los típicos petardos tradicionales para este año.

China vive su Año Nuevo del Gallo Rojo Fuego, con todas las estaciones de tren y autobús y aeropuertos hasta los topes, durante un mes, que convierte al país en la mayor migración del año, la única época en que pueden verse con sus familiares.

Todos los años, el Año Nuevo se convierte en el periodo de vacaciones más largo que tienen los chinos y todos quieren disfrutarlo en familia, aunque para ello tengan que pasar más de 20 horas encerrados en un tren, donde el ferrocarril superará los ocho millones de pasajeros del pasado año, que dice adiós al Mono para dar la bienvenida al Gallo.

El Año Nuevo siempre es el momento más idóneo para recrearse en el ideal chino de armonía, armonía que debe darse entre hombre y naturaleza, entre las familias y en la sociedad, la cual se ve enriquecida por una enorme serie de actividades que estarán presentes en todas las próximas fechas.

Al igual que años anteriores, estas fiestas del Año Nuevo simbolizan la llegada del momento más bello del año, de la renovación y la aparición de nueva vida, y lleva implícita la fusión entre hombre y naturaleza que la tradición china preconiza desde tiempos inmemoriales, dado el “amor” y la fuerte relación existente con la naturaleza.

La Fiesta del Año Nuevo chino es ya algo tradicional en el mundo, cada vez se celebra más  esta importante efemérides con un fuerte componente tradicional y familiar, una fiesta que también está en la calle, no sólo en China sino en los cuatro puntos cardinales del mundo, exista o no un “Chinatown” delimitado y en importantes ciudades como Londres, París, Ámsterdam o Madrid, en Europa, además de Perú o Argentina, sin olvidar Nueva York, cuyas capitales se suman a este festival de primavera, que es por derecho propio una de las principales fiestas del planeta.

Los chinos como viene siendo habitual, durante varias semanas se suceden millones de visitas con comidas familiares, donde la casa y la familia tienen una consideración especial en estos días, toda una filosofía para afrontar un año nuevo y con la esperanza de un año mejor. En suma, es como la Navidad para los occidentales, dado que el Año Nuevo es el mayor festival de China.

Al mismo tiempo, los fuegos artificiales y los petardos forman parte del Nuevo Año con la esperanza de alejar la mala suerte y atraer la prosperidad, en la que los niños reciben dinero de sus familiares, y es tradición cerrar las tareas pendientes de cara al Año Nuevo, por lo que es importante pagar las deudas.

El Gallo, signo de la madrugada y del despertar, en 2017 el triunfo y el éxito sólo se pueden lograr a costa de mucho trabajo y paciencia.

El Año Nuevo 2017 está sujeta al elemento Fuego en su forma yin. O sea, el Fuego Yin expresa la calidez y la visión interior, así como la dulzura de las relaciones íntimas y familiares, donde pensamientos olvidados surgen repentinamente, en medio de un ambiente desconcertante, tanto rígido y abigarrada.

En el fondo, los Años del Gallo son tiempos de rectitud y de justicia, de grandilocuencia y de logística eficiente, como puestos de trabajo de la administración pública y privada, carreras o puestos de trabajo de la policía y del ejército son favorecidos.

Hay que destacar que a diferencia de la mayoría de los otros signos del zodíaco chino, el signo del Gallo, como la Rata y el Conejo, están representados por un elemento solo, mientras que todos los otros signos contienen varios elementos ocultos en ellos, es decir, los años regidos por estos tres signos dependen fuertemente de la fuerza inicial del elemento al que están unidos inicialmente.

Para el Gallo, en 2017 si no tienes pareja, es un año perfecto para iniciar una nueva relación, aunque las relaciones que habrían sido capaces de desarrollar con el tiempo serán acortados por razones ajenas a la voluntad de los nuevos tortolitos: por ejemplo, una instalación en otra región o incluso en otro continente.

En definitiva, el Gallo pertenece al Metal Femenino, pero en realidad para el horóscopo chino se trata de una Gallina, pero en Occidente en general se conocerá el 2017 como el año del Gallo, el Gallo Femenino del Fuego, que está relacionado con el color rojo, el color de la buena suerte para los chinos, que simboliza la vitalidad de la vida, y la felicidad, de ahí que se cuelguen carteles rojos con versos poéticos en las puertas, así como faroles rojos.

El 28 de enero es el primer día del Año Nuevo Chino y representa el año 4715, según el calendario chino y es el Fuego.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso. Más información

Usamos cookies para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si continuas navegando en esta web aceptas su uso.

Cerrar